Asistimos ayer miércoles 27 de Mayo al estreno de ‘Jaimito’ la primera serie protagonizada por Kiko Rivera, el DJ reconvertido en actor tras su fugaz paso por “Torrente 4 Crisis letal” en 2011. Los dos primeros sketches que Telecinco subió a su web están a disposición del espectador. Cada semana nos anuncian que podremos disfrutar de nuevos capítulos.

Es curioso que el estreno se produzca a pocos días de que Isabel Pantoja consiga su primer permiso penitenciario y pendientes como están los colaboradores del programa de la cadena Sálvame, de recibir las notificaciones de las supuestas demandas que la tonadillera les ha puesto a todos, incluido el presentador J.J. Vázquez.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Vamos con la web serie que nos presenta a un ‘Jaimito’ arropado por Soledad Mallol: la madre, Fernando Esteso: el abuelo y el gran y tristemente desaparecido Pedro reyes: el padre de la criatura junto a otro grande: José Carabias (el papa gitano de Cruz y Raya) Julián.

Producida por José Frade Producciones Cinematográficas S.A, se nos dice que la serie es “divertida y llena de humor” y que “Kiko Rivera dará vida a Jaimito, un divertido personaje al que podremos ver convertido en futbolista, luchando contra los bárbaros, en su propio nacimiento o convertido en informático”.

En el primer sketch asistimos a un Jaimito que relata su nacimiento con voz en off de Kiko Rivera y al parto en sí, con una madre a grito pelado, un abuelo muerto de risa y un padre en estado de embriaguez. Tras ver al recién nacido el abuelo Esteso sentencia “es feo de cojones” a lo que este responde haciendo una jaimitada, para más tarde y ya en brazos de mamá escuchar como esta le canta “mi pequeño del alma”. Y hasta aquí el primer episodio del que lo mejor sin duda son, las risas de Fernando Esteso y la corta duración del mismo.

Vídeos destacados del día

En el segundo sketch nos encontramos a un Kiko Rivera, perdón, Jaimito, en el instituto durmiendo a pierna suelta en clase de historia y soñando que se convierte en el centurión romano Jaimitus. Aquí ya la cosa se complica, al no estar arropado Kiko en esta ocasión por actores de nivel y enfrentarse él solo a un dialogo con el “jefe bárbaro” de los galios, un actor con capucha rematada por una imponente asta de toro al que se le ve a punto de tirarse al suelo cada vez que la cámara lo enfoca. Las tomas falsas han debido de ser épicas. Mirar a Jaimitus y no poder aguantar la risa se ve que ha sido una constante. Y ese es el problema, que resulta más divertido el “bárbaro” y sus intentos por no reír, que un Jaimitus Rivera que se limita a gesticular mucho y a expresar poco facial y vocalmente. Hablemos claro, más inexpresivo no se puede ser. Se limita a repetir en tono monocorde un guión que no sabemos si se ha aprendido de carrerilla o si lo lee en el cue. Le faltan chispa, tablas, oficio y seguramente también, le faltan ganas.

El Programa de AR ha promocionado la serie y la voz en off del redactor no tenía desperdicio, aclarando que en el episodio Kiko Rivera estaba haciendo lo que mejor se le da: dormir y comer. Si el DJ se quejó amargamente de lo mucho que había perjudicado su carrera, el reportaje “Así es Kiko Rivera” donde quedó patente su forma de ser y de comportarse profesionalmente. ¿Qué pasará ahora con esta nueva incursión televisiva que no parece muy afortunada? Se reirá el espectador con él o de él. Nos tememos lo peor.