Si bien es cierto que a nadie le amarga un dulce, o en este caso los cuarenta millones de premio que están en juego a partir de las once y poco de esta noche de hoy, lo cierto es que, más allá de la cuantía económica y del reconocimiento material que supone hacerse con el título de triunfador del Reality de Mega, existen otros intangibles que nos indican que existen varios ganadores de AAP.



En el capítulo económico, e independientemente de la pareja que se reparta 20 millones por cabeza, podemos hablar de tres claras ganadoras en esta edición 2015 de Amor a prueba, porque sí, las tres son mujeres.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco





La primera de ellas es Luli, su enfrentamiento con Oriana ha sido de lo más visto por la audiencia y su nombre ha saltado a la palestra de casi todos los medios de comunicación, con el consiguiente aumento de su caché.

Ya anda preparando nuevos programas.



La segunda de ellas una auténtica desconocida para el público chileno como Oriana. Su particular forma de ser, tremendo físico, y el juego que ha venido dando durante el encierro, con peleas días sí y día también, le han hecho pasar de ser una 'don nadie' a convertirse en un animal televisivo multiplicando por cinco su caché.



La tercera de ellas es Aylén. Tras su entrada muchos llegaron a decir de ella que era el perrito faldero de Leandro, pero nada más lejos de la realidad. El fin de su relación y su inicio con Marco la han demostrado como una mujer fuerte y con personalidad. También la andan buscando para seguir con la carrera televisiva.



En cuanto al capítulo de perdedores, encontramos en el plano sentimental a Álex, Eugenia o Matías, quienes han visto como perdían su pareja durante el tiempo que ha durado el Reality.

Vídeos destacados del día

En el aspecto económico el que más ha visto dañado su caché, este es un Leandro Penna que entró siendo el que más cobraba en la casa y que ha visto como este bajaba sin fondo.



Hoy conoceremos a dos personas, o a una pareja, que se embolsan una tremenda cantidad de dinero, pero el prestigio y el reconocimiento, no lo olvidemos, ese sólo lo da al público.