Un juzgado de la ciudad de Manizales (Colombia) espera las declaraciones del reguetonero Don Omar, para que rinda su versión por el incumplimiento de un concierto programado en esta ciudad en octubre de 2012. El ente acusador también investiga al representante de Colboletos, la firma que se encargó de las entradas; al representante de Vista Producciones y al de la firma As Eventos, las cuales se ocuparon de la logística.

El artista puertorriqueño cobró cerca de 300 mil dólares por su presentación, pero los más de 15 mil asistentes se quedaron esperándolo en el estadio Palogrande de aquella ciudad colombiana.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Don Omar, entre cuyas exigencias estaban una camioneta Hammer 2012 con vidrios blindados, para transportarle -y que el chófer no le dirigiera la palabra- publicó en su momento en el muro de Facebook que no había podido trasladarse al lugar de la presentación porque vivía en New Jersey, localidad que estaba bajo alerta de la tormenta Hércules.

"Yo nunca he querido quedar mal con Manizales ni con Colombia, pero en ésta ocasión no me queda otra opción que empuñar el escudo, pararme firme y salir a defender lo único que en realidad me interesa…quedar bien con mis fanáticos", fueron sus palabras textuales.

No obstante, empresarios y público le cuestionaron por qué el salsero Willie Colón, quien también reside en Nueva Jersey y estaba anunciado para el espectáculo, sí llegó a tiempo a la cita. "El señor Willie Colón también venía de esa ciudad estadounidense. Tomó el vuelo antes y se percató de todo para llegar", reprochó uno de los empresarios del concierto a la prensa local.

El juzgado acumula más de 150 denuncias por estafa y el ente acusador en la audiencia de formulación de cargos adjuntó 407 elementos de prueba sobre las irregularidades que implicaron 334 mil euros por venta de boletería.

Vídeos destacados del día

El concierto, previsto para el 2 de octubre de 2012 y que reprogramaron para el 6 de noviembre de ese año, no solo no fue realizado, sino que el dinero de las entradas no ha sido hasta ahora devuelto a los aficionados. Los precios fluctuaban en el rango de 14 a 560 euros para palcos.

A esta ausencia de Don Omar se suman sendos incumplimientos en Chile, Paraguay, Argentina y Paraguay.