A punto de que empiece esta LX edición del "Festival de Eurovisión" y con todas nuestras miradas puestas en la actuación de nuestra participante Edurne con el tema "Amanecer", se puede decir, que este año, lo "Kitsch" ha superado las cotas, en este certamen, más altas.


En los avances que hemos podido ver en estos días previos al festival, donde se han decidido los países y canciones que pasaban a la final de esta noche de sábado, varios han sido los representantes que han dejado con la boca abierta por su excentricidad y puesta en escena.


Por el contrario, nuestra representante, ha obtenido muy buena aprobación por parte de la prensa asistente, por la originalidad de la puesta en escena, el vestuario de Edurne y su flamante voz. 


La cantante para su ensayo anterior para el pase a la final, lució un modelo de transparencias que dejan ver su espectacular figura.

Un traje del modisto José Fuentes, que también ha realizado el que usará este sábado en la gran final.


Edurne tan solo aparece en escena con un bailarín, Giuseppe di Bella, quien ayuda a la cantante a desprenderse de una capa que cubre a la joven, dejando ver después el magnifico vestido transparente y con cristales que tanto sorprendió a los asistentes en este cambio de vestuario.


Se intentará narrar en el escenario, la historia que cuenta la canción, habiendo sido los artifices de la coreografía el bailarín y la propia cantante.

Solo queda esperar, que en la gran final de esta noche, las cosas les salgan tan bien, como pasó en la previa con las semifinales, donde la actuación española fue una de las mejores.


Ya saben.

Un poco de todo se verá este sábado. Excentridades en escena. Vestuarios de lo más variopintos o simples, y canciones para todos los gustos.


De momento nosotros esperaremos que Edurne tenga una de sus mejores actuaciones, que si sale como en las semifinales, quizá tendría una buena opción.


Este sábado 23, alrededor de las 21 horas y en TVE1, la LX edición del "Festival de Eurovisión" con Edurne y "Amanecer". Suerte.