Esta claro que los que hacen las cosas bien, siempre son carne para criticar, y si es la televisión y por programas que su único fin es eso en concreto, criticar y sacar lo peor de los famosos o personajes conocidos mucho más.

Esta vez le ha tocado a una concursante de Supervivientes, y el programa que intenta sacar su peor parte no es otro que el archicultural y positivo Cazamariposas que tal vez deberían cambiarle el nombre y llamarle caza cucarachas porque si todo el mundo fuera como salen en ese programa seriamos todos bichos indeseables, pues cualquiera del que se hable en ese programa o viste fatal, o es malísimo o finalmente es una escoria de la naturaleza.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Supervivientes

La elegida en cuestión esta vez, ha sido la increíble Elisa , si la rubia de Supervivientes, esa chita explosiva totalmente positiva y que convive fenomenalmente con todos los concursantes que van pasando por el palafito junto a ella y que les trasmite toda su energía positiva y su imaginación para soportar tantas horas subida a un ínfimo palafito .

No olvidemos que la mayor parte del día no puede salir de ahí.

Pero el programa Cazamariposas ya ha intentado sacarla como alguien fría superficial, ególatra. No nos importa si eso es verdad o no, pues eso sería fuera del programa ,a los espectadores lo que nos interesa es que esta siendo una excelente concursante ,su vida personal no nos afecta y en caso de que fuera verdad ,no por eso deja de ser una excelente concursante en Supervivientes ,por lo que les ruego se ocupen de personas más insulsas o que realmente están dando síntomas de ser tan malos dentro del concurso como fuera , veamos el caso de nacho Vidal, un ser egoísta ,verdaderamente ególatra, manipulador y del que nadie dice nada malo, pues bien ese señor si es digno de que hablen en el en cazamariposas. Si es su instagram nos muestra una vida de lujo y unas fotos increíbles de ella misma, es porque es modelo y porque puede permitirse esa vida.

Vídeos destacados del día

Ya le gustaría a los de Caza mariposas poder hacer lo mismo, pero para eso hay que volar alto, no vivir de críticas a los que lo consiguen.