No es ficción, sino realidad. El programa televisivo 'I wanna marry Harry' sigue en emisión y con la principal misión que una chica consiga el amor del supuesto príncipe Harry. Pero la última imagen del príncipe Harry no es ficción, sino realidad.

El príncipe Harry de Inglaterra ha desatado una auténtica locura en Australia al salir de la Ópera de Sídney. En la puerta se concentraron centenares de personas cuyo objetivo era ver en directo la despedida del príncipe de Australia. La imagen deja clara que esposas no le faltan.

Después de permanecer durante cuatro semanas con la Fuerza de Defensa Australiana, el príncipe Harry acudió a la Ópera de Sídney para despedirse del país pero lo que no sabía es que a su salida se encontraría con un total de 2.000 australianos que querían un autógrafo, una fotografía o, incluso, un beso.

Algunas chicas fueron más allá e intentaron pedir un "sí quiero" real pero, obviamente, fue imposible. Otras chicas se acercaron hasta la Opera con carteles donde se podía leer "cásate conmigo" o "los pelirrojos mandan".

Pero sin lugar a dudas, la auténtica protagonista fue una estudiante de 21 años llamada Victoria Mc Rae. La joven acudió al evento con un gran cartel en el que se podía leer "Harry cásate conmigo, esta es tu última oportunidad".

Cuando el príncipe Harry se acercó para darle un beso, Victoria Mc Rae reaccionó de una forma inusual ya que intentó que Harry de Inglaterra le diera un beso en los labios y no en la mejilla.

El príncipe Harry logró esquivar el furtivo beso y acarició la cara de Victoria Mc Rae en señal de respeto y cariño. Después de la situación, el príncipe de Inglaterra siguió con los saludos y abrazos al resto de personas concentradas a las puertas de la Ópera de Sídney.

Vídeos destacados del día

Además, el príncipe Harry también tuvo algunos minutos para responder a las preguntas de un grupo de escolares que se encontraban en las puertas de la Opera de Sidney. Los pequeños querían saber realmente si vivía en un castillo, algo que hizo esbozar una pequeña sonrisa del príncipe.

Por otra parte, los próximos planes del príncipe de Inglaterra se relacionan con Nueva Zelanda, donde realizará un tour de una semana antes de volver a casa. Allí le espera su sobrina Charlotte.

Por último, el próximo mes de junio el príncipe Harry se despedirá oficialmente del Ejército y como voluntario en tierras africanas, una vocación inculcada por su madre, la fallecida princesa Diana.