El cantante Dani Martin ha concedido para el programa televisivo de Risto Mejide, “El rincón de pensar”, una de sus entrevistas más sinceras que jamás desde hayan recordado, algo que ha conmocionado al público. Quiso hablar tanto de su situación personal como de temas de actualidad en el mundo de la política. Fue el pasado martes cuando decidió sentarse frente a su público para contar aspectos inquietantes en su vida, dando un repaso a su vida tanto profesional como personal, y confirmando que no es la persona que aparenta ser y que está lleno de inseguridades y defectos.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Gracias a “El Correo” y a “Antena 3”, hemos conocido de primera mano que se sinceró en lo que respecta al que fue el momento más complicado de su vida, algo de lo que nunca se a sentido muy a gusto hablando ya que no es nada fácil de tratar, y no es otra cosa que el fallecimiento de su hermana.

Fue algo con lo que tuvo que vivir y que jamás podría haber imaginado ni por asomo, ya que todo su entorno familiar dio un cambio muy fuerte y su vida no volvió a ser lo que era.

Lo que más le duele hoy es ver a su madre devastada, ya que la pérdida de un hijo es algo que jamás se supera a pesar de que el tiempo pase. Desde entonces, se ha asignado un nuevo rol basado en sostener el mundo, una responsabilidad adicional con la que no contaba. En la entrevista vimos a un Dani mucho más débil y menos chulo del que nos suele tener acostumbrados. Habló con Risto sobre sus mayores miedos e inseguridades, asegurando que es incapaz de quitarse la camiseta cuando va a la playa.

Además, siente una gran presión ante el éxito que pueda cosechar sus nuevos trabajos. También habló sobre sus relaciones con las mujeres, las cuales siempre han estado marcadas por la inestabilidad, y es que se comparaba con una montaña rusa, dando a entender que cuando no estaba en la cima, prefería dejarlo con su pareja.

Vídeos destacados del día

Algo que contrasta claramente con la envidia que le da cada vez que ve a un padre jugando en el parque con su hijo, una experiencia que le gustaría vivir