Los tres son grandes cantantes o actores conocidos a nivel mundial por sus espectaculares voces y actuaciones, pero esto no siempre ha sido así. Como imaginarás, los tres tuvieron un comienzo delante de las cámaras, una primera vez que fue determinante para darse a conocer en el mundo del espectáculo. ¿Quieres conocer cómo fue la primera vez de cada uno de ellos? Pues no pierdas ni un solo detalle a lo que viene a continuación.

Estamos totalmente seguros de que esos momentos quedarán grabados en la memoria de estos artistas, y es que también tuvieron una época en la que tuvieron que ser juzgados en diversas audiciones.

Aunque, visto donde han llegado, es seguro que deben guardar este recuerdo con mucho cariño. Gracias a "Melty Fan" hemos podido conocer cómo fueron sus primeras apariciones en escena, y es que Ariana trató de hacerse un hueco en la pequeña pantalla con series como "Victorius" o "Carly", logrando finalmente dar el paso al mundo de la Música con su primer single, "The Way", el cual interpretó con Mac Miller.

Desde entonces, la carrera musical de Ariana Grande ha sido imparable, consolidándose día a día como una estrella a nivel mundial. Pero Ian Somerhalder tampoco se queda atrás, y es que fue por el año 2002 cuando pudimos verle por primera vez en "The Rules of Atraction", aunque ya había realizado pequeñas colaboraciones en series de la talla de "Smallville" o "Lost". Y, dispuesto a dar un paso más, debutó como realizador en la sexta temporada de "The Vampires Diaries".

Vídeos destacados del día

No obstante, y a pesar de ser novato, todas las primeras veces en su vida las ha aprobado con nota, lo que ha hecho que se catapulte en la meca de Hollywood.

Por otro lado, tenemos a Liam Payne, componente de la banda musical "One Direction", que una vez decidió acudir al concurso "Factor X", gracias a lo cual se hizo famoso de la noche a la mañana junto a sus compañeros. A día de hoy, cada acción que hizo en el pasado fue de vital importancia en su futuro, y no hay día que no de las gracias. Sin lugar a dudas, tenemos tres comienzos totalmente diferentes ante nosotros pero igualmente válidos para alzarse a lo más alto.