Desde que saliera a la luz su compromiso con la cantante FKA Twigs, el actor de la saga “Crepúsculo” está en boca de todos, y no hay día en que no sea noticia en las revistas de prensa rosa. Pero ahora el muchacho vuelve, y esta vez no por su cercana boda o porque eche de menos a su ex, Kristen Stewart, sino más bien para hacer referencia a los detalles más íntimos sobre sus relaciones con su prometida. ¿Quieres saber qué es lo que han dicho al respecto?

Al parecer, ha sido una revista australiana, según declaraciones de los portales digitales “El Intransigente” o “La Botana”, la que se ha hecho eco a la hora de difundir dichas intimidades tan personales.

Para fundamentar sus declaraciones se han basado en el hecho de los piercings que Robert y FKA tienen en sus partes más secretas, sacando a colación cómo son sus relaciones más íntimas por este motivo. Las afirmaciones ya han dado la vuelta al mundo y no han pasado desapercibidas por ninguno de sus fans.

Pero no contentos con ello, la misma fuente ha decidido sacar a la luz la adición de tanto la muchacha como de su chico a las relaciones íntimas tántricas. Para orientarnos un poco, esta práctica es una técnica de origen oriental que está basada fundamentalmente en la mente, a través del cual ambos se tratan el uno al otro como si fueran dioses. Este estilo puede extenderse incluso a lo largo de varias horas antes de que finalmente concluya esta singular etapa. Una práctica poco usual de la que pocos conocían sobre esta singular pareja.

Vídeos destacados del día

Lo más peculiar quizás sea el detalle que viene a continuación, y es que parece ser que cuanto peor huele Robert Pattinson y más asqueroso está, esto hace que la rapera se vuelva más loca aún por él. Como ha querido suavizar la misma fuente a continuación, la muchacha simplemente no puede vivir sin el “olor natural” de su chico. Ahora ya se han acabado todos los secretos y los interrogantes hacia este tema, pudiendo conocer finalmente y de primera mano qué es lo que hacen entre las sábanas en la más profunda intimidad.