La actriz Ana Fernández tuvo que hacer frente hace ya unos meses a la muerte de su novio Santi Trancho, quien falleció víctima de un accidente de moto. Desde entonces, la actriz ha tenido  que lidiar constantemente con su ausencia, de la que no parece recuperarse a pesar de hacer tratado de volver a sus compromisos profesionales, en los que ha tratado de volcarse para lograr superar la falta de su gran amor. Ella, a día de hoy, sigue recordando al cámara de Frank Cuesta en las Redes Sociales, y es que la muchacha aun no logra ser feliz.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Es por ello por lo que Ana se ha decidido a volver a recordar a Santi a través de la red social de Instagram donde ha compartido una bonita foto en la que les podemos ver besándose en una playa.

Una prueba de que, a pesar de tratar de recuperar su rutina y una vida lo más normal posible, a la chica se le hace muy cuesta arriba asimilar que Santi ya no volverá a formar parte de su vida. La actriz de momento prefiere recordarle a través de momentos vividos en el pasado.

Un momento muy duro por el que está pasando, y es por ello mismo por lo que habría decidido reincorporarse en su trabajo cuanto antes para tener la cabeza ocupada en otra cosa y no darle tantas vueltas encerrada en su casa a los duros momentos vividos a lo largo de todos estos meses. Así hemos podido verla en diversas ocasiones en varios photocall presentando su película “Solo Química” en el Festival de Cine que tuvo lugar en Málaga o asistiendo al concierto dado por el grupo de música “Maldita Nerea”.

Incluso llegamos a verla posando para la revista “Vis-á-Vis”.

Vídeos destacados del día

Sin embargo, una vez más, se decide hacer un pequeño homenaje al que fuera su novio, compartiéndolo con todos sus seguidores en la red social. Así nos muestra como la tristeza sigue siendo una de las grandes presentes en su día a día, a pesar de la imagen que trate de dar de cara al exterior. Junto a la fotografía que publicó la actriz pudimos ver el título que decía “Siempre”. Desde aquí, le mandamos mucho ánimo y cariño.