Si hace unos días informábamos de la inesperada ruptura de la relación entre Tony Spina y Oriana, pocos días después de que conociéramos que no estarían presentes en la Final del Reality de Mega tras ser expulsados al borde las Semifinales, ahora conocemos la razón que ha precipitado el final de su relación.

 Lejos de lo que muchos pudieran pensar, en relación a que esta se pudiera deber a que la española ha vuelto a caer rendida a los brazos de Álex, a quien abandonó en su retorno a la casa en enero de este año al volver a coincidir con Tony en la casa de Pirque, nada más lejos de la realidad.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

Como, a menudo, donde las dan las toman, en este caso no ha sido ella quien es la que ha decidido cuándo y por qué finalizar su relación, sino que ha sido el italiano el que ha tomado la delantera comunicando a la que era su pareja hasta hace pocos días que lo suyo había terminado.

Si bien en un primer momento no había aludido más razón que la del propio desgaste de la relación, así como que fuera de la casa su historia no había funcionado como lo estaba haciendo dentro, lo cierto es que hemos conocido que ha aparecido una tercera persona de por medio. Una tercera persona que ambos conocen muy bien.

 Ese es el caso de Michelle Carvalho, quien finalmente habría conseguido conquistar a Tony a través de su belleza de modelo brasilera que ya tentó en más de una ocasión al concursante dentro del nido, pero sin que llegase la sangre al río.

Ahora, con ambos ex concursantes de Amor a prueba fuera de la casa, parece que la chispa ha vuelto a saltar y ya son varios los testigos quienes los han visto disfrutar de varios momentos de fiesta y amor juntos en distintos locales de la capital chilena.

Vídeos destacados del día

Tal es su grado de compenetración que las malas, o buenas, lenguas no han tardado en hablar de la posibilidad de que ambos se vayan a vivir juntos en las próximas semanas, después de haber pasado unos días en casa de uno y otro, además de en distintos hoteles, donde han dado rienda suelta a la pasión contenida durante el encierro.