¿Creen como espectadores de "Amor a prueba" que existe un montaje para que gane Marco Ferri y Aylén Milla? Seguramente no se sorprendan con esta pregunta, ya que son muchos los espectadores que lo están comentando por las redes sociales. La mayor parte de la audiencia tiene la impresión de que ya todo está previsto en este reality que destaca por sus famosas pruebas de amor.

"Amor a prueba" se ha convertido en uno de los realitys más vistos y afamados de la historia de la televisión. Sus fronteras se han extendido mucho más allá de Chile y son millones de fans los que están siguiendo a diario todo lo que pasa con los concursantes.

Las redes sociales no paran de generar contenido, además de investigar lo que ocurre con cada uno de los concursantes dentro y fuera de "Amor a prueba"

Las sospechas que se tienen sobre el montaje que está sucediendo en el Reality, no es infundado, la audiencia, fieles seguidores, han podido comprobar los privilegios con los que disponen dicha pareja. Tanto Marco Ferri como Aylén saben lo que sucede en el exterior, y además pueden mandarse mensajes con la gente de afuera, algo que sus compañeros/as no pueden hacer, les está terminantemente prohibido.

Sin embargo a Marco Ferri, el reality se sabe que le ofreció una serie de privilegios, para que no saliese de "Amor a prueba", puesto que a la productora no le interesaba que el empresario italiano abandonara el programa. Es por eso por lo que tuvieron que acceder al chantaje.

Vídeos destacados del día

Los seguidores de ·Amor a prueba· conocen muy bien esta historia, y es por eso que se huelen que la final está clara, pase lo que pase acabarán por ganar Aylén y Marco Ferri, es algo que podremos comprobar fácilmente, puesto que pese a que son las pareja que más ha dado que hablar, por esta serie de hechos también se han ganado muchos detractores.

Muchas personas son las que dicen que la final de "Amor a prueba" ya está acordada, y no tiene mucho sentido, los seguidores apuestan más por la pareja conformada por Pedro y Romina, pero están frustrados con la posibilidad de que por mucho que les voten no servirá de nada.