Eduardo Rheinen, a pesar de estar consolidando su relación con Pilar Moraga cada día más, también sufre un cierto calvario. Por un lado por parte de Sebastián Ramirez (que a la mínima oportunidad busca el enfrentamiento con él) y también con la propia Pilar Moraga, con quien suele ser frecuente que tenga alguna discusión (cuando no varias) al día. En el cara a cara Eduardo Rheinen teorizó con que Sebastian Ramirez estaba enamorado de él porque todos los días estaba mirándolo y buscándolo y lo bautizó cariñosamente como "la mujer barbuda".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Por otro lado, la relación en Amor a Prueba de Edu con Pilar no está siendo un camino de rosas y estos últimos días vemos como las cosas se tuercen un poco.

Además Pilar está convaleciente de una lesión ocasionada en las pruebas físicas de la jornada anterior. Ambos chocan bastante y en bastantes aspectos y en la última jornada tuvimos un ejemplo más de ello.

Coincidiendo con el cumpleaños de "Dudú", Pilar Moraga le preparó unos macarrones y se los llevó a la cama y luego le escribió en una hoja arrancada de una libreta "Happy Birthday Dudú" con un rotulador. A Eduardo parecía que en un principio le había gustado el detalle de Pilar (la intención es lo que cuenta o eso dicen) pero según el fue "la cosa mas impersonal que había visto en su vida". Sabemos que a Pilar le gusta la cultura americana y el idioma americano, pero en palabras de Edu "ya se cree alguien por haberse echado tres fotos en Nueva York"; y eso le molesta bastante.

Sea como fuere, el cumpleaños de Eduardo Rheinen pasó bastante desapercibido en Amor a prueba y parecía que ahí se iba a quedar la cosa.

Vídeos destacados del día

Sin embargo hubo a alguien que aquello no pasó desapercibido y que quiso tener un detalle a la altura de lo que sentía por esta persona. Estamos hablando de la hermana de Eduardo Rheinen que apareció de improviso en la oscuridad de la noche para llevarle una bonita tarta (que recogió por cierto Sebas) a Amor a Prueba. Fue un detalle muy bonito y no fue lo único bonito que se vio aquella noche. La tarta también parecía estar muy rica.