La polémica concursante de "Amor a Prueba" y actual pareja de Matias Kosznik, Eugenia Lemos, ha abierto un negocio online en el que pone a la vente una línea de ropa bastante interesante y también polémica para aquellos que hayan seguido sus andanzas por el Reality chileno.

Eugenia Lemos comercializará próximamente un variado surtido dentro del concepto de "Pinky" y "Cebra" con el que ella y su compañera de corredurías Michelle Carvalho hacían sus travesuras más sonadas.

El proyecto comercial prevé en principio envíos a todo Chile y dentro de poco tendremos noticias del acceso al catálogo y al modo de adquisición del producto.

Para ponernos en antecedentes, introduciremos a Eugenia y refrescaremos la memoria de quienes ya la conozcan.

Lemos se presentó como pareja de Matias y era descrita por su pareja y otros concursantes de "Amor a Prueba" como un tanto histérica.

Desde su entrada, la promesa que persistentemente quiso arrancar de los labios de Matias era un anillo de compromiso y una boda. Parecía que se trataba de un capricho sin demasiada importancia pero poco a poco se fue haciendo cada vez más evidente de que se trataba de algo bastante serio y personal para Euge.

Lemos se había vestido dentro del reality varias veces de novia y dentro de su relación con Matias existieron momentos complicados, sobre todo cuando cada uno de los integrantes de la pareja se dejaba querer por jotes. En el caso de Matias por Liz Emiliano; cosa que molestaba muchísimo a Eugenia Lemos porque Euge si veía a Liz como una verdadera mujer que pudiera hacerle la competencia.

Vídeos destacados del día

Por otro lado, Eugenia Lemos conseguía picar a Matias con Leandro Penna, que estaba abierto siempre a darse algún pico con ella, y en menor medida a Sebastián Ramírez y a Hernán Cabanas.

Eugenia consiguió canalizar su ira contra Oriana, Aylén y Alejandro Consejo ayudada de Michelle Carvalho y (y aquí viene la explicación) lo hacían vestidas de cebritas rosas.

Es por ello que para los televidentes y seguidores de "Amor a prueba" esto parece la guinda al pastel.