Un programa de entrevistas en horario nocturno que no empiece con un monólogo, diferenciándose así del modelo de Televisión norteamericano es, como poco, digno de señalar. Así es Alaska y Segura, una cita semanal con la actualidad envuelta en un tema que sirve de hilo conductor ente invitados y de presentación para los mismos.

La noche de los muertos vivientes, el clásico de George A. Romero, fue la base para introducir a Álex de la Iglesia y a Carlos Areces, ilustres nombres del cine de género en España y responsables de una de las películas más esperadas del año, que se estrena en octubre pero que acaban de terminar de rodar ahora: Mi gran noche

Una invasión zombi recorre el país, pero aún queda un reducto de supervivientes en el plató de Alaska y Segura, que en el momento de su comienzo se ve invadido por ellos pero una intervención a tiempo de Álex y Carlos, en un coche descapotable, los reduce con éxito.

Mejor presentación para una entrevista, imposible.

Director y actor desgranaron a continuación momentos de un rodaje que incluye, entre estrellas aclamadas como Hugo Silva o Mario Casas, al gran Raphael, que aparece por fin en una película de Álex cuando ya es la segunda vez que uno de sus temas le da título a sus trabajos. El anterior fue Balada triste de trompeta, acerca de la cual contó De la Iglesia la anécdota que dio pie a la realización de Mi gran noche.

En Estados Unidos la publicidad de un film comienza desde que existen rumores de una posible luz verde al proyecto y aquí suele centrarse en la semana de estreno excepto los momentos extraordinarios que suponen los pasos por los festivales de las películas que consiguen participar en ellos. Así las cosas, saber de primera mano en qué estado se encuentra la cinta es un privilegio que ellos agradecen y el público también.

Vídeos destacados del día

Además de contar lo complicado que ha sido el rodaje, y teniendo en cuenta que la película narra la grabación de un programa de nochevieja, la televisión centralizó buena parte de la entrevista. Álex felicitó a la casa en la que estaba por la gran cantidad de excelentes emisiones con la que nos ha obsequiado desde que fuera la única opción en el mando a distancia. Aquellos Estudio 1 o los ciclos de clásicos que divirtieron a muchos mientras los educaban en el complicado arte de ver cine, protagonizaron grandes programaciones en Televisión Española.

Por supuesto, no faltó un cariñoso recuerdo a Jesús Hermida, que acababa de fallecer, y a quien se le debe la retransmisión de la llegada del hombre a la Luna como parte del trabajo que el periodista realizó estando de corresponsal de TVE en Estados Unidos.

También rememoraron sus inicios, cómo se conocieron, hablaron de sus películas de terror favoritas (La matanza de Texas en el caso de Álex, El exorcista y Paranormal activity en el de Carlos) y hasta comentaron el nuevo modelo de ver cine: De la Iglesia asegura que no se dejará de ir a las salas, pero que éstas tendrán el mismo rango del que gozan hoy los tocadiscos.