Los resultados de las elecciones en Madrid pusieron contra las cuerdas a Esperanza Aguirre, la candidata del Partido Popular a la alcaldía de la capital de España. Tras conseguir tan sólo un concejal más que su contrincante Manuela Carmena, Aguirre tiene muy difícil lograr gobernar la ciudad ante un más que posible pacto entre PSOE y Ahora Madrid.

La candidata del PP ha lanzado varias propuestas durante los próximos días que incluso eran contrarias entre sí.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Ofreció al PSOE y Ciudadanos un gobierno a tres de fuerzas de centro para evitar que Madrid se convirtiera en un trampolín para Podemos, mientras que al día siguiente ofrecía un gobierno de concentración para las cuatro formaciones con representación en la ciudad.

Hoy se retractaba de esta última propuesta.

Ante la ida y venida de este tipo de propuestas, contrarias incluso entre sí, y las formas empleadas por Aguirre, el programa de El Intermedio, en la cadena de Televisión La Sexta, preguntaba al médico psicoanalista Carlos Fernández sobre el estado de Esperanza Aguirre. Fernández contestaba al conductor del programa, el Gran Wyoming, que en los últimos días han hablado en las reuniones que celebra con compañeros de su sector sobre varios políticos y de Esperanza Aguirre en particular.

Carlos Fernández aseguraba que Aguirre está en "un estado de enajenación mental fuerte. Hay un estado de shock entre lo que ella pensaba que tendría que ocurrir y lo que dicen otros que está sucediendo". Fernández comentó en el programa que en su grupo de reunión del Grupo Cero quedaron sorprendidos ante la actitud que ha tenido la candidata del Partido Popular tras los resultados electorales.

Vídeos destacados del día

También comentaba el psicoanalista de Grupo Cero en el programa de El Intermedio que es posible que Aguirre tenga el síndrome de omnipotencia de las ideas, un síndrome que afecta principalmente a niños o a personas que viven en pueblos primitivos y que consiste en creerse poseedor de la verdad. Carlos Fernández apuntaba que incluso es posible que la candidata necesite un tratamiento para poder superar la situación en la que se ha visto envuelta tras las elecciones