"Mars One", ha sido el nuevo proyecto tipo Reality, que se ha dado a conocer, por un emprendedor holandés, Bas Lansdorp, que apostaba por llevar una colonia de personas a Marte en el 2025, para hacer un  Gran Hermano, pero en dicho planeta.

El físico valenciano, José Vicente Díaz, ha hablado en referencia a este proyecto, calificándolo como un reality show, mezclado con la exploración espacial. Ya en mayo del 2013, Díaz, se presentó a concurso para esta iniciativa del emprendedor holandés, que aseguraba tener ya un contrato con una productora de Gran Hermano, centrado en la idea de que fuera un programa de Televisión, a parte de lo que en sí, el proyecto derivaba como investigación.

En dicho programa, se seguiría todo el periodo de selección de los colonos para el proyecto, el viaje en sí, y la colonización del planeta rojo. Hasta el momento, el dinero con el que se cuenta para el proyecto, es el de los concursantes del reality y el de los fans.                     

En un principio, los beneficios obtenidos por el reality, iban a ser, los que financiaran esta misión.Ahora el físico valenciano, viendo estos ingresos, se ha dado cuenta de una realidad diferente a la que tenía al querer concursar en esta iniciativa. Las dudas le han invadido, sobre la seriedad y las posibilidades de este proyecto, en un principio tan atractivo.                 

Todo esto, se ha unido, a unas declaraciones hechas por uno de los concursantes que ha llegado a la última ronda de clasificación, Joseph Roche, y que ha declarado, que lo máximo que hizo para participar, consistió en enviar un video casero, rellenar una solicitud y una simple entrevista por Skype de escasos 10 minutos. Así lo publicó, en unas declaraciones a Medium.             

Aún así, el astrofísico, entró dentro de un grupo de 100 seleccionados, considerados los mejores de entre más de 200.000 que se presentaron al concurso. Roche añade, que este nuevo proyecto, tan apenas recibió 2.761 solicitudes. Todas estas declaraciones, están haciendo mella, entre otras personas que mostraron su interés inicialmente al proyecto, y que ya pagaron por participar.

Aquí, en España, el coste por participar, era de 20 euros, afirma Díaz, y en los países menos desarrollados, este no superaba los cinco. Seguiremos atentos. ¿Fraude?¿Llegará a algo? Si en verdad esto llega a la pantalla, sería el no va más en reality.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más