Los concursantes de "Supervivientes 2015" se estaban quejando de las picaduras que estaban sufriendo, cuando se dieron cuenta que en la isla no había mosquitos y que todo apuntaba a que las picaduras eran de pulgas. En realidad el único que se dio cuenta fue Fortu porque los demás no sabían de que eran las picaduras.

Después de echarse todos los repelentes que la producción les ha dado en el kit de superviviencia y viendo que seguían con las picaduras, los habitantes de la isla privilegio han confesado que han tenido hasta ataques de ansiedad por las pulgas y no sabían que hacer. Recordemos que estar en la "isla privilegio" tienen ciertos derechos que no hay en la otra isla, de ahí que tuvieran repelentes para mosquitos.

El único que encontró un método para aliviarse del ataque fue Nacho Vidal que ante la desesperación se puso cenizas y fueron muy efectivas. Así fue que sus compañeros hicieron lo mismo y terminaron todos con cenizas por todo el cuerpo, bueno todos los del grupo de Nacho Vidal.

Recordemos que en ambas islas se han dividido en dos grupos, en el caso de la isla de los veteranos estaban los chicos por un lado y las chicas por otro, lo que ha cambiado luego de la última gala ya que Isabel Rábago tuvo que pasarse al grupo de los chicos por ser acusada de falsa por sus compañeras.

Fortu reconoció que eran picaduras de pulgas ya que no veían otro insecto que pudiera ser. El ex de Obus afirmaba a las cámaras que en la isla no hay mosquitos así que no quedaba otra de que estuvieran atacados por pulgas.

Vídeos destacados del día

En este caso  pudieron aprovechar que el otro grupo no mantuviera el fuego encendido como tenían que hacer, ya que así pudieron aprovechar las cenizas para aliviar las picaduras. A pesar de estar enfadados ambos grupos habían decidido hacer una tregua y mantener el fuego encendido lo que el grupo de Suhaila, Chabelita y Carmen Lomana no cumplió ya que ellas se cocinaron su comida y luego dejaron que se apagara porque no había más nada que hacer.

Lo que enfadó claramente al grupo de Nacho Vidal y más que nada a Rafi Camino que había estado toda la noche despierto para mantener el fuego encendido.