La cantante Shakira no dudó en hacerle una bonita pregunta a Mark Zuckerberg, creador de la red social Facebook, quien, para sorpresa de la muchacha, no dudó en contestarle rápidamente. Parece ser que el hecho de ser una de las personas más populares en dicha red social abre muchas puertas y otorga ciertos privilegios que no tendría jamás cualquier mortal que se precie. Es por ello por lo que la cantante colombiana ha logrado ver resueltos sus interrogantes por el mayor representante de la red social.

Todo sucedió, según nos cuenta "Cnet", con motivo de un encuentro digital que tuvo lugar el pasado martes. En el mensaje que Shakira mandó al multimillonario a través de su web oficial, le preguntaba cómo podían emplearse las nuevas tecnologías para poder educar a aquellos que se encuentran en las zonas más desfavorecidas del planeta.

Zuckerberg no lo dudó ni un instante y respondió a la chica de Piqué, agradeciéndole de antemano el planteamiento que había realizado.

Acto seguido, se mostró tremendamente emocionado de que muchas personas tengan la posibilidad de aprender a través de la tecnología, asegurando que muchas escuelas se están abriendo camino a nuevos tipo de aprendizaje personalizado, gracias a los cuales están obteniendo unos resultados muy sorprendentes que sin duda puede ayudar a paliar el analfabetismo en el mundo. Pero él no quiso dejar zanjada la cuestión, y como gran fan de la música, decidió dejar más mensajes a la colombiana.

Ya fue el pasado enero cuando Mark afirmó su gran admiración por la música, en especial la de Shakira, en un encuentro que tuvo lugar con los estudiantes pertenecientes a la Universidad Pontificia Javeriana, donde acudió para dar mayor salida a un nuevo y prometedor proyecto que tiene entre manos, gracias al cual logrará que todo el país tenga acceso directo a internet.

Vídeos destacados del día

Proyectos aparte, el multimillonario confirmó rotundamente ser un gran fan de Shakira en lo que respecta a la cultura colombiana. Ya de paso, hemos podido conocer que es un apasionado de la pizza y un pésimo asesor de vestuario.