Si algo está claro, es que la Familia Casillas Carbonero tiene bien definida su vida. Al menos, saben bien qué es lo que quieren hacer y a qué quieren dedicarse de ahora en adelante. Son dos de los tres miembros de esta guapa familia, Sara Carbonero y su hijo Martín Casillas Carbonero, quienes acaban de mostrar una nueva faceta cada uno y están dispuestos a seguir adelante con ella, con toda la ilusión del mundo.

Por un lado, está la madre, Sara. Y es que tras ser mamá y haber pasado unos años desde que protagonizara junto a su novio, el jugador del Real Madrid Iker Casillas, el beso más famoso de la historia de los Mundiales de Fútbol, la toledana cada vez tiene menos ofertas de cara a participar en campañas publicitarias.

Por ello, la presentadora de los deportes en Informativos Telecinco ha decidido abarcar más en la vida, así que además de mamá, periodista, bloguera e imagen de publicidad, ahora va a probar suerte con el mundo de los negocios.

Sara Carbonero y su gran amiga y compañera en Mediaset, Isabel Jiménez, han decidido juntas convertirse en empresarias y fundar la sociedad "Slow Love S. L.", que, según informa Vanitatis, existe desde el pasado 17 de febrero y próximamente se convertirá en una especie de tienda online al por menor en la que los usuarios podrán acceder a los más varios productos. Además, parece ser que hay una tercera socia que es anónima.

Lo cierto es que ni Sara ni Isabel han hablado sobre su nueva aventura, y tampoco parece que tengan pensado utilizar su imagen para promocionar el negocio por Internet. De hecho, tal es la discreción con la que las socias han querido preparar su negocio que ni siquiera todavía tiene página web en la red.

Por su parte, el hijo de Sara se decanta más por el deporte y parece que quiere ser futbolista como su papá, Iker Casillas.

Y es que el guardamenta del Real Madrid ha compartido en Instagram, como ya lo ha hecho en alguna otra ocasión, una dulce imagen en la que aparece junto a su niño en un pequeño campo de fútbol. Iker desempeña su papel de portero, mientras que Martín se aleja de la portería con el balón entre sus bracitos, dispuesto a meter un gol a su orgulloso papá.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más