Ya han pasado casi dos meses desde que se produjera la trágica muerte del cámara de “Frank de la Jungla”, Santi Trancho. Recordemos que Santi fue víctima de un trágico accidente de moto en las inmediaciones de su residencia, que le costó la vida. La muerte del madrileño causó una gran conmoción en toda España, pero en especial afectó a su gran amigo Frank Cuesta y a su novia, la actriz Ana Fernández.

Anuncios
Anuncios

Por tal calvario ha pasado Ana que se ha visto incapaz todo este tiempo de salir y enfrentarse a la prensa, a las cámaras y a todo su público.

Por esta razón, ha permanecido todo este tiempo en contacto únicamente con las personas más allegadas. No obstante, hemos sido testigos, gracias al portal de Antena 3, de la que ha sido su primera reaparición tras la tragedia. Ha sido en la ciudad andaluza de Málaga, a donde ha acudido para presentar el estreno de la que será su nueva película, “Solo Química”, en el Festival de Cine de la misma ciudad.

Ana Fernández se arma de valor en su nueva etapa
Ana Fernández se arma de valor en su nueva etapa

Pero la actriz no ha estado sola, y es que ha sido su gran amiga, la actriz Clara Lago, quien no ha dudado en acompañarla en todo momento mientras comían y daban un paseo.

Por suerte, el evento ha logrado sacar a Ana de su soledad para tratar de hacer frente al duro golpe para poder tratar de continuar con su vida y poder ir superándolo en la medida de lo posible. La nueva película de la actriz contará con la participación de Aleja Sauras y Rodrigo Guirao, quienes ayudarán a la muchacha a retomar nuevamente su carrera profesional y a volver a los platós de cine.

Anuncios

Gran valentía, por su parte, la que ha demostrado, ya que Málaga es una ciudad que le trae muchos recuerdos, ya que por allí solía pasear junto a su amor, Santi, donde dio su primer paseo junto a él hace ya tres años con motivo del mismo Festival.

A Santi no podía definirle más que como su alma gemela, el gran amor de su vida, aquel a quien había estado esperando toda su vida. Y un destino caprichoso quiso arrebatárselo de sus manos cuando ya tenían sólidos planes para el futuro.

Desde entonces, Ana no ha logrado superar la gran pérdida, y ha encontrado en su familia y amigos el apoyo y cariño necesario para llevar su luto. Esperemos que, después de su primera reaparición, la chica se arme de valor y decida, al menos, volver a reconstruir su vida personal desde cero y alcanzar esa felicidad que tanto se merece.

Haz clic para leer más