La nueva tendencia en las redes sociales se llama Kylie Jenner Challenger. Con este sistema no necesitaremos cirugía plástica para tener unos labios gruesos y sensuales… con solo un vaso vacío se puede conseguir eso. Es lo que los adolescentes están haciendo estos días como una forma de divertirse.

En internet los chicos y chicas sigue obsesionados con los labios de Kylie Jenner, estos parecen más grandes de los que se hizo hace apenas un año, y ahora todos los adolescente están tratando de imitar los labios regordetes, de la última estrella de un Reality estadounidense.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

El método es peligroso, y en realidad deja los labios horribles. El reto consiste en introducir los labios en una vaso y succionar con fuerza el aire lo mas que se pueda. Los labios se inflaman y se deforman.

Los fans de la concursante del reality, Kiley Jenner, no escuchan las recomendaciones ni las informaciones, explica que en realidad ella se acentúa los labios con maquillaje. En un tuit la misma Kyley dijo "que no está aquí para motivar a la gente joven a que se vean como ella o piensen que así es como deben de verse". Tiene 9 millones de seguidores, es la menor en el programa Keeping Up With The Kardashians, y solo tiene 17 años.

En este caso haría falta la aclaración de que esto no se debe hacer en sus casas, como un aviso importante, pues los resultados pueden ser un verdadero desastre. No solo los labios se hinchan exageradamente, se pueden cuartear, ponerse azules, y hasta desgarrarse, también la piel queda con moretones y el resultado es un verdadero espectáculo de terror, muy lejos de la belleza que buscan.

Vídeos destacados del día

El efecto de vacío aumenta el flujo sanguíneo de la zona y produce la hinchazón. Esto puede durar horas e incluso días. El cirujano plástico Pordiis Kjatansdottir, explicó en radio Metro que si los labios se ponen azules es porque se han llenado de sangre, pueden perder sensibilidad e incluso infectarse, afirma que el procedimiento es peligroso y que no lo pruebe nadie. Ojalá que esta moda se pasajera, que esté  solo en Estados Unidos, y que no llegue aquí.