Rencorosa, vengativa, despechada, justa, lógica... Muchos son los adjetivos posibles que cada persona puede atribuirle, bajo su subjetividad, a Miley Cyrus tras haberse ido de vacaciones con un hombre que no es su novio. No obstante, no justificaremos ni a bien ni a mal la última ocurrencia de la cantante y actriz estadounidense, nos limitaremos a informar de lo acontecido.

Y es que lo que había entre Patrick Schwarzenegger y Miley Cyrus invitaba a pensar que era un amor inquebrantable, que nada ni nadie les podría separar pese a que la familia de él se ha mostrado opuesta a esa relación desde un primer momento.

Sin embargo, el idilio sufrió un cambio radical cuando, en el pasado mes de marzo, salieron a la luz unas fotografías de él con una chica que no era la estadounidense.

El hijo de "Terminator" estaba disfrutando de una gran fiesta en la playa mexicana y, lejos de echar de menos a la polémica artista, abrazaba y cogía de la mano a una sensual joven que vestía un bikini.

La infidelidad del modelo hizo que Miley Cyrus quisiera ahogar las penas marchándose de fiesta con amigos. Sin embargo, en los últimos días se ha visto a la pareja comer y cenar juntos, por lo que era de suponer que ella había decidido darle una oportunidad a su chico. Que realmente se la diera o no, ahora mismo es una gran incógnita a juzgar por las últimas noticias que nos llegan desde California.

Miley Cyrus ha sido vista y fotografiada junto a un hombre que no era Patrick, disfrutando juntos de unas vacaciones que la chica bien necesitaba, tanto por la gran cantidad de trabajo que tiene, como por la mala experiencia vivida tras el desliz de Schwarzenegger.

Vídeos destacados del día

Y lo cierto es que se le ha visto aparentemente muy feliz y relajada al lado de su asistente personal y buen amigo Cheyne Thomas.

Lo cierto es que ya hace un tiempo sonaron con fuerza rumores de que entre Miley Cyrus y Cheyne Thomas había más que una simple amistad, aunque esto nunca ha llegado a ser confirmado ni por uno ni por otro. No obstante, esta escapada juntos y la alegría mostrada por la artista hacen pensar que lo suyo con Patrick ya forma parte del pasado.