El medio de comunicación TMZ ha informado recientemente que, de acuerdo a las declaraciones realizadas por una fuente que menciona, el rapero californiano Big Sean, de 27 años había asegurado que ha sido él quien ha decidido dejar a la floridana Ariana Grande, de 21 años. ¿La razón? Parece ser que el joven habría querido poner punto y final a su noviazgo debido a la inmadurez de la cantante.

Además, la misma fuente señala que Big Sean reclama que el se ha desplazado en bastantes más ocasiones que ella para poderse ver y poder mantener fuerte una relación que ya se da por concluida definitivamente. Además, por si fuera poco, el rapero considera un gesto egoísta el hecho de que la que fuera su novia no quisiera acudir a una presentación de Big Sean en West Hollywood el pasado mes de febrero y a la que sí fueron otras estrellas, pues la chica quería prepararse para la ceremonia de los Premios Grammy.

Sin embargo, el popular medio Hollywood Life señala ahora que ha sido Ariana Grande quien acabó cansándose del californiano, ya que no estaba dispuesta a seguir desembolsando grandes cantidades de dinero para que su chico se sintiera a gusto, feliz y satisfecho. Y es que parece ser que es la joven de Florida la que se hacía cargo de todos los dólares que suponía pagar cenas, viajes, regalos y demás "lujos" para mantener viva y fuerte la relación amorosa en la que ambos estaban inmersos.

El último medio citado comenta que Ariana Grande incluso era quien asumía el costo de aviones que Big Sean tomaba para volar hacia la artista, que no estaba dispuesta a que su apretadísima agenda terminara con el noviazgo. Así, el rapero no habría pagado ni un solo dólar en trasladarse allá adonde estuviera la cantante.

Vídeos destacados del día

Pero el hecho de tener que pagar los caprichos del californiano no era lo único que traía de cabeza a Ariana Grande, y es que se sentía como una mujer-objeto tras escuchar algunas letras de las canciones del artista. La que supuso la gota que colmó el vaso fue la titulada "Stay down", en la que Big Sean describía a su entonces novia como una "vagina de millones de dólares".