La mayor parte de la quinta temporada está todavía contenida en los libros. Los creadores de la serie cuentan que la primera escena y la última son escenas del libro, pero ya habrán llegado al punto en que no pueden continuar en paralelo con estos, porque no están acabados. En adelante, la sexta temporada sí que será más diferente de las novelas.

No obstante, dicen que mantienen muchas conversaciones con Martin pero que el autor tampoco tiene todo inventado, sino que va creando los hechos conforme va escribiendo, de forma que incluso el final podría ser diferente del que ha imaginado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

De todas formas, ellos han tenido que hacer modificaciones con respecto a las novelas. Sobre esto, explican que han hecho lo que creen que es mejor para la serie: la historia de las novelas es tan extensa y presenta tantas complicaciones y tantos personajes que sería simplemente imposible contratar a tantos actores y, sobre todo, crear un grupo de personajes protagonistas que tengan la fuerza original.

Para ejemplificarlo, dijeron que no querían "acortar" a Arya porque haya otros quince personajes que en otra tierra necesitan su tiempo.

En este sentido, también comentaron que asumieron riesgos importantes al romper algunas reglas que se habían establecido para las Series de Televisión, por ejemplo, el tener tantos personajes, la muerte de muchos de ellos… Dicen que no sabían cómo iba a reaccionar la gente después de la muerte de Ned Stark, que era quien aparecía en el póster de la serie en la primera temporada (por cierto, aquí Benioff ironizó diciendo que "es una mala señal para Tyrion esta temporada").

En cuanto al final de la serie, Benioff y Weiss dijeron que saben dónde está el final y que están llegando a él (acaban de empezar a escribir episodios de la sexta temporada). Dicen que podrían quedarse cuatro temporadas más trayendo muy buenas historias, pero aseguran que eso no es lo que pretenden.

Vídeos destacados del día

Explican que cuando concibieron la serie y la vendieron a HBO, ya estaban vendiendo una serie que tenía un principio, un desarrollo y un final, y no una serie que duraría mientras produjera dinero.

Además, dicen que cometerían una traición si ahora cambiaran de planes y que, de todas formas, no quisieran tener que llegar a un final por derribo. Sería una gran lástima. Por tanto, los espectadores podemos pensar en una sexta temporada y quizás una séptima. A día de hoy, no podemos aventurarnos a especular más. Weiss y Benioff dijeron que pronto tendrían respuestas claras sobre cuánto le queda al final de la serie, según avancen con los episodios de la sexta temporada.