Como no podía ser de otra forma, “Amor a prueba”, el show favorito de tanto espectadores, no defrauda y nos deja actuaciones y comportamientos atolondrados a diario. Ahora, la protagonista es la guapa morena que tiene por nombre Liz Emiliano. Mientras declara por un lado que no descarta volver a tener algo con Michael, cada día se siente más cercana a Matías. ¿Qué opinará de este asunto la buena de Eugenia? Imaginamos que mucha gracias no le hará.

Un día más, nos encontramos con el encierro de “Amor a prueba” en plena ebullición. En su recta final, el gran programa de la cadena chilena Mega para todo el planeta no deja a nadie indiferente gracias a los comportamientos curiosos y singulares de sus concursantes.

Aquí se hace bueno el dicho de “sé infiel y no mires con quien”, ya que no deja de ser la premisa principal del espacio y tanto jotes como joteados se lo están tomando muy en serio en este sentido.

Liz juega a dos bandas

Una jote que ha dado mucho que hablar siempre fue Liz Emiliano. Sus constantes peleas, polémicas y enamoramientos profundos que acababan en nada nos han acompañado durante semanas. Como no, en la recta final, la dominicana no ha decepcionado y continúa con su comportamiento errático en busca del amor perdido.

Ahora, mientras cuenta de cara al público que no descarta volver a tener algo con Michael, se acerca descaradamente a Matías por detrás. Tal vez piense que no hay cámaras. Es posible que el largo encierro en Pirque le haya calentado en exceso las neuronas y ande confundida.

Vídeos destacados del día

O quizás es simplemente que está concursando como jote y haciendo lo que se espera de ella. Veremos en próximos días.

Fiestas y desmadres

Por otro lado, la vida en “Amor a prueba” continúa entre fiestas, declaraciones, polémicas, actividades en incluso música. Tenemos a nuestra española preferida, la polémica y divertida Oriana interpretando la simpática canción “Barbie Girl” de Aqua con estilo propio. No es de extrañar este extremo, ya que el tema le pega a la chica como anillo al dedo.

También Leandro Penna sigue haciendo de las suyas con declaraciones altisonantes y fuera de lugar mientras Aylén y Marco tuvieron un pequeño tropiezo de proporciones importantes en la pasada fiesta colombiana. Y es que hay que tener cuidado, chicos, que estas cosas las carga el diablo.