"León come gamba" es la creación culinaria que convirtió a Alberto en el primer expulsado de MasterChef3. La intención del joven valenciano era tan ambiciosa como arriesgada. El plato pretendía representar al rey de la selva empleando los siguientes ingredientes; una patata hacía de cabeza mientras que sendos granos de pimienta servían para emular los ojos y unas tiras de azafrán las barbas.

Por otro lado, el pelaje del animal se dibujaba a base de gambas y pimiento asado, y todo ello regado con un gazpacho de tomate y fresa.

De esta manera quería demostrar "que tengo todo el carácter que hace falta para estar en una cocina", tal y como el jurado le había sugerido que debía hacer.

No obstante, el tubérculo, que era además el ingrediente principal, no estaba suficientemente cocido y el juez Pepe Rodríguez decidió expulsarle de la competición sin ni siquiera llevarse a la boca un pedazo de "León come gamba".

"Esto es un insulto a mi inteligencia, al jurado y a 15.000 personas que se han quedado fuera en esta tercera edición", sentenció Rodríguez.

"En mi vida he visto una marranada como esta", añadió Jordi Cruz, también miembro del jurado. Estas duras palabras afectaron notablemente a Alberto, quien no pudo contener la presión o la emoción y rompió a llorar.

La temprana expulsión del estudiante de Medicina deja a los telespectadores sin conocer quién es su amor secreto. Y es que según dio a entender la conductora del programa Eva González, Alberto tenía pensado aprovechar su paso por MasterChef para declararse a una persona por Televisión.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

De hecho, la presentadora le animó a hacerlo pero el joven, todavía con lágrimas sobre la cara, se negó.

Segundo programa de MasterChef

La edición de ayer de MasterChef consistió, como es habitual, en tres pruebas. En la primera se eligió a los dos capitanes que dirigirían al resto de sus compañeros en el siguiente examen en el que, divididos en sendos equipos, los concursantes tuvieron que competir por ofrecer los mejores platos a un selecto grupo de comensales.

Entre ellos se encontraban destacadas figuras de la sociedad catalana; Carles Pujol, Andreu Buenafuente y Jordi Hurtado entre otros. El duelo tuvo lugar en el restaurante "ABaC", propiedad de Cruz.

En la siguiente fase, los miembros del conjunto perdedor tuvieron que cocinar individualmente un plato de color rojo o amarillo (en función del color asignado por azar a cada uno de ellos) con el que demostraran que son merecedores de seguir en el concurso.

El episodio de este martes fue el cuarto espacio televisivo más visto del día. Según datos de FórmulaTV, logró un 18,6% de cuota de pantalla y lo siguieron 3.197.000 espectadores, 146.000 más que la semana pasada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más