Pues ya tenemos a la primera víctima del famoso test de compatibilidad, Laura y Mariano, que no han podido superar su incompatibilidad, y eso que los expertos psicólogos trataron de quemar las naves mostrándoles el único video en que se veía algo de compatibilidad entre la pareja. Los dos han firmado los papeles del divorcio y se convierten en la primera pareja española "divorciada a primera vista".

Las otras parejas, entre tanto, intentando decidir dónde vivir, si en el pueblo de él o en el de ella, si con los padres o solos, que si de ocupas o de alquiler, vamos todo aquello que tienen que decidir las parejas aunque no sean a primera vista.

Para ello, primero un intercambio en solitario para inspeccionar la vivenda de la pareja y luego, según las impresiones, decidir donde establecer su "nidito de amor".

Estén tranquilos, ya les puedo adelantar que, como cabría de esperar, ninguna de las chicas va a compartir casa con la suegra. La decisión más sencilla y meditada fue la tomada por Verónica y Enrique, que analizando la situación se han ido a la capital, la ciudad de él, pero en un piso alquilado para evitar a la mamá de Enrique, aunque la relación de esta con Verónica, y de momento, no parece que vaya muy mal.

La decisión más difícil la tuvieron que tomar la sargenta Toñi y el cabo primero Laurent. La decisión, mediada por los expertos, trataba de decidir entre familia y trabajo, dos de las grandes encrucijadas de nuestras vidas.

Vídeos destacados del día

Al final, y como debe de ser, triunfo la familia de Toñi frente al trabajo de Laurent, y el murciano se deja su querida Caravaca de la Cruz para irse a Chiclana.

Por último, Salva y Gloria eligieron irse a vivir a la "casa de los espíritus" de Gloria en un pequeño pueblo de Guadalajara y en esta decisión el factor decisivo fue que Gloria vive sola. Bueno no sabemos si sola o con sus espíritus, pues menudas fotos de muertos posando me tiene la Gloria en la salita, y para colmo me manda al Salva a dormir a la macabra habitación. Este Salva no parece tonto, ahora bueno bueno si que parece.

Y una vez elegida la morada empieza la relación cotidiana y decimos lo de relación por decir algo porque relación lo que se dice consumar la relación no la han consumado ninguna pareja. De los seis concursantes que aun sobreviven a este programa, la única que pronuncia la palabra "seso" es Verónica, pero con la boca pequeña.

Si tuviéramos que emitir un informe sobre la evolución de las parejas diríamos que Gloria y Salva, y a pesar de Gloria, evolucionan positiva pero muy lentamente, Enrique y Verónica se han estancado, mientras que Toñi y Laurent van cuesta abajo y sin frenos.

En esta última pareja el test de compatibilidad lo tendría que haber hecho la madre de Toñi pues el bueno de Laurent es más compatible con la madre que con la hija.

Pues hagan sus apuestas, sin embargo, cada día que pasa el test va perdiendo más credibilidad. Con Salva y Gloria no acertó con el futbol, con Verónica y Enrique con el tabaco y con Toñi y Laurent en nada de nada, así que vayan preparando los papeles del divorcio para las tres parejas y aconsejamos a Antena 3, que si va a usar el mismo test en la próxima edición del programa, que la titulen "Divorciados a primera vista".