Quién nos iba a decir a nosotros que el final del reality "Gran Hermano VIP" solo le traería quebraderos de cabeza y malas noticias a la mismísima Belén Esteban, como hemos podido comprobar recientemente, y es que ha puesto punto y final a su relación con Miguel Marcos, de quien se encontraba profundamente enamorada. Ha sido el torero Israel Lancho, amigo de la tertuliana, quien ha querido confirmar la sorprendente noticia, que ya ha dado la vuelta en toda España.

Parece ser que la victoria en el reality no le ha sentado de todo bien a la muchacha… y es que ya se cumplía un año desde que ambos dieron comienzo a esa bonita historia de amor.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Una dura decisión la que ha tenido que tomar "la Esteban" al conocer una infidelidad de su novio en la época en la que se encontraba como concursante. No parecen muy correspondidas, después de estas palabras, las ansias que tenía por reunirse con su chico nada más salir de la casa.

Tantos planes había hecho con él y tantos sueños por cumplir a su lado… que se han ido totalmente de la noche a la mañana. Según ha seguido confirmando la revista "Hola", la relación que mantuvo Miguel fue con una de sus compañeras de trabajo. Israel Lancho ha querido seguir hablando sobre su excompañera, asegurando que no se merece lo que le está pasando, ya que ella estaba totalmente entregada y enamorada, lo que se convierte en un palo más en su larga lista de desilusiones sentimentales.

No obstante, el torero ha querido dejar claro que entre Belén y él no hay nada y que solo son buenos amigos. Los planes de la chica han cambiado por completo, ya que tenían pensado irse con su chico a El Caribe unos días de vacaciones. Los rumores de ruptura, sin embargo, ya venían sonando al ver a la colaboradora de "Sálvame" con su hija Andrea en Benidorm y sin el chico en cuestión.

Vídeos destacados del día

Y un palo mayor si tenemos en cuenta que incluso estaba planeando pasar por el altar, razón por la que aseguraba que estaba poniendo en marcha los papeles de su divorcio. Está claro que las penas nunca vienen solas…