Si contemplamos y estudiamos la carrera del actor Leonardo DiCaprio, podríamos decir que está plagada de eventos solidarios que él mismo organiza para poner fin a las grandes injusticias del planeta. Sin embargo, la prensa se ha cansado, y le han acusado de "hipócrita" ya que, siendo un claro y acérrimo defensor del medio ambiente, no se desprende de sus yates y sus jets privados. Un gran escándalo que toda América quiere aclarar lo antes posible.

Las organizaciones ambientales están bastante enfadadas con el protagonista de "Titanic", lo que le ha convertido en foco de múltiples críticas hacia su persona por sus comportamientos inadecuados para un hombre tan comprometido con las causas sociales.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Así es como nos lo ha contado de primera mano "El Universal", confirmando que, teniendo en cuenta la información obtenida a través de los correos de Sony, los cuales resultaron hackeados recientemente, Leonardo llegó a utilizar incluso en seis ocasiones un jet privado perteneciente a dicha empresa.

Sin ir más lejos, se ha puesto el foco en los vuelos realizados entre Los Ángeles, Nueva York y La vegas. En cuanto al precio de cada uno de los vuelos, este asciende a nada más y nada menos que 63.000 dólares, con un vuelo que dura únicamente 8 horas, ¿increíble, verdad?

Pero lo más increíble viene cuando salen a la luz las cifras sobre el precio final en cuanto a todos los gastos que tuvo el actor con la compañía, los cuales están tasados en una cantidad de 200.000 dólares. No es de extrañar que, ante estos datos, las organizaciones hayan puesto el grito en el cielo y no estén dispuestas a dejarlo pasar.

Él mientras tanto, prefiere pasar desapercibido y no hacer declaraciones, y así pudimos verle disfrutando en el Festival de Coachella, evento al que acudieron grandes artistas del mundo del espectáculo en Hollywood.

Vídeos destacados del día

Para la ocasión, le pudimos ver de lo más animado sin parar de bailar o reírse, muestra que denota que Leonardo no está dispuesto a que nada ni nadie le amargue cualquier momento de su vida, la cual está dispuesto a disfrutar al máximo cueste lo que cueste.