El pasado martes, tuvo lugar la segunda edición de la jornada "yo soy moda", evento encauzado a la aproximación de profesionales del sector de la moda, el análisis del panorama empresarial, la creación de contactos y el acercamiento de futuros talentos a la industria.

"Yo Soy Moda" se dio cita con sus asistentes en un enclave rural con ambiente medieval, el Monasterio de San Isidoro del Campo en Sevilla. En este lugar con una fuerte carga religiosa, pudimos disfrutar de diversas mesas redondas y conferencias con numerosos temas que giraron en torno a la industria de la moda.

Sin duda, temas muy interesantes, pero si algo nos hizo sumergirnos en lo maravilloso de trabajar en moda fue la mesa redonda que presidieron Fernando García, ganador del Goya 2015 a mejor vestuario por "La Isla Mínima" y Arantza Villas, diseñadora textil y colaboradora especialista en series como "Juego de Tronos".

Moda Cine y tv.

Fernando García lleva 15 años trabajando en el sector de la moda, es director creativo de la firma "Antonio García", y es estilista jefe de numerosos proyectos en cine y tv.

Arantza Villas es diseñadora textil formada en la reconocida escuela Saint Martins de Londres. Ha trabajado en numerosos proyectos como creadora textil y especialista en tejidos, series de la talla de "Juego de Tronos", "Los Tres Mosqueteros" o "El Fantasma De La Ópera".

Ambos profesionales quisieron contarnos a su manera, cómo se trabaja en proyecciones de tal envergadura y cómo la moda va cobrando cada vez más importancia en el mundo del cine y la tv.

Según Fernando y Arantza, el vestuario juega un papel fundamental en el grado de veracidad de una historia, un buen trabajo de investigación de la situación social, económica, política, etc., Es fundamental para hacer creíble un personaje.

Antes de cada proyecto hay un gran trabajo previo de coordinación, Fernando asegura: "Es un trabajo coreográfico, en la que todos danzamos perfectamente para que el resultado sea bueno". Por ejemplo, para "La Isla Mínima" tuvo que documentarse sobre la Sevilla rural de los años 80. Fernando nos cuenta que tuvieron que hacer muchos tintes para reproducir colores marrones, ocres, colores terrosos y recrear en el vestuario la tensión que requería el guion de la película.

Para Arantza, su trabajo es mucho más artesanal, ya que ella no se ocupa de los estilismos, ella trabaja creando textiles, diseñando tejidos.

Nos cuenta que trabajando para la serie "Juego de Tronos", ha pasado por casi todos los reinos sin saber en cual trabajaría, finalmente en el reino de "Los Bravos" ha diseñado tejidos para numerosos personajes, un trabajo creativo del que se siente muy orgullosa.

Ronda de preguntas.

Sobre la reutilización del material textil de las películas, nos contaron que en muchas ocasiones la ropa es alquilada, por lo que después de cada rodaje hay que devolverla. Arantza aportó que en producciones de ambientación más fantástica o de época, la ropa creada suele ir destinada a exposiciones o, a promocionar la misma película.

Cuando preguntamos por el presupuesto del que disponían para recrearse en su trabajo, ellos nos hablan de presupuestos que la mayoría de las veces son muy ajustados. Piensan que como profesional es muy positivo hacer grandes cosas con poco presupuesto. Pero que en grandes producciones si hay que superarlo se debe hacer. "Debemos defender nuestro trabajo", aseguraron nuestros interpelados.

Para terminar con broche de oro, hablaron sobre cómo el cine se nutre de la moda y viceversa. Según Fernando y Arantza la moda cobra cada vez más importancia en el mundo audiovisual y ya no es posible encontrar una buena producción en la que no haya un director de estilismo y vestuario que haga creíble cualquier narración.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más