Los programas del tipo de "Supervivientes" necesitan dobles para poder comprobar que todo está bien, máxime en un formato como este con conexiones a miles de kilómetros, riguroso directo y en unas condiciones que desde luego no son tan confortables ni están tan al margen de imprevistos como es hacer un directo en un estudio de Televisión.

Antes de que empiece el programa el jueves, 16 jóvenes naturales de Honduras dejan atrás por unos días su vida cotidiana y representan a los concursantes que unos días después comenzarán la aventura de "Supervivientes 2015.

Anuncios
Anuncios

Entre los jóvenes hay algunos que repiten experiencia y que ya hicieron de dobles en otras ediciones del Reality, ellos tienen la ventaja de conocer lo que tienen y lo que no tienen que hacer.

En estos ensayos, les toca actuar y competir como si las cámaras de verdad estuviesen emitiendo para una audiencia millonaria. Hacen las pruebas y no ponen impedimentos, sea una prueba acuática o luchar en el barro, saben que su participación es vital para que el programa se realice de la mejor de las maneras y queden atados todos los cabos posibles en un programa que siempre cuenta con ese riesgo llamado directo.

Comienza Supervivientes 2015
Comienza Supervivientes 2015

Una camiseta blanca con su nombre, es la manera de distinguirse e intentan vivir la experiencia como si de verdad fuera real. En realidad es como si rodaran una película que no se va a emitir nunca, protagonistas anónimos y unos trabajadores que pese al anonimato saben que tendrán su aportación al éxito de un programa que sin ellos no sería posible. No hemos podido saber cual es salario por su trabajo pero si hay gente que repite experiencia seguro que invita a participar.

Anuncios

En el caso de estos jóvenes, experimentan gracias al programa sensaciones que quizás no sentirían nunca, como tirarse de un helicóptero o ciertas pruebas que son secreto y que a buen seguro nos encantarán. Ellos ya las han realizado e incluso a día de hoy siguen haciendo pruebas para que nada quede al azar. El jueves termina su labor y la vida volverá a su curso normal.

Haz clic para leer más y mira el vídeo