Este martes, 8 de abril, Aquí Paz y después Gloria, de Telecinco, no pudo hacer frente a los estrenos de Antena 3, Allí abajo, y de TVE, MasterChef 3. La comedia producida por la cadena privada -propiedad de Mediaset- en colaboración con Producciones Mandarina, y protagonizada por Antonio Resines, cayó por debajo del 10%.

Es evidente que Aquí Paz y después Gloria no ha terminado de enganchar. Del 20,7% de cuota de pantalla y los casi 3,7 millones de espectadores alcanzados en su estreno, el 24 de marzo, ha descendido al 9,9% y poco más de 1,9 millones de seguidores (1.941.000) en su tercer capítulo.

Tercer capítulo de Aquí Paz y después Gloria

  • El subinspector Roque quiere interrogar a quién él cree que es Paco (Ángel). No obstante, el verdadero Paco se lo pone difícil para evitar así que el policía descubra la realidad: que el Padre Ángel es el que yace en la cama del hospital, en coma, y que el ex constructor ha suplantado la identidad de su hermano gemelo.
  • El Obispo, desesperado por que Paco siga ejerciendo en el barrio, presiona a Julián para que apruebe el examen que le permita ser cura y así poder deshacerse del falso clérigo.
  • Paz y Curro están intentando arreglar su situación sentimental. El "ex futuro marido" quiere prepararle una cenita romántica a la peluquera. Como Paco está enamorado de Paz, y quiere estropearle el plan a Curro, le aconseja un catering -en el cual trabaja, de mentira, su "palomita"-. El joven, pensando que el falso cura tiene buenas intenciones, acepta. Como era de esperar, la cena es un fracaso. La comida está "asquerosa", y eso no es lo peor: al final, Gloria mosqueada por la actitud de Paco, provoca un pequeño incendio en el bar.
  • Julián pilla en la misma cama a Paco y a Gloria (ella ligera de ropa encima del ex constructor). Paco consigue convencerle de que "no es lo que parece". Sin embargo, el ex boxeador, preocupado, se ofrece voluntario para dormir con ellos (le han hecho creer que Gloria está asustada y tiene miedo de los mafiosos que andan por el barrio).
  • Paco utiliza un secreto de confesión para hacerse con un vídeo que muestra a Roque en una escena subidita de tono con Anka. Paco aprovecha la ocasión para chantajear al subinspector. Tras una serie de acontecimientos, el sobre con los 6.000 euros acaba, como tenía que ser, en manos del ex constructor. A pesar de que el policía cumple con su parte del trato, el falso clérigo no, y envía el vídeo a la mujer de Roque. Esta, como venganza, lo reenvía a todos sus contactos, muchos de ellos, vecinos del barrio.
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más