Demi Lovato acaba de estrenar un nuevo dibujo en su brazo. El tatuaje en cuestión es una grande y bonita rosa de la que la artista no ha dudado de presumir a través de las Redes Sociales. La joven, de 22 años, se siente muy orgullosa y satisfecha del resultado, y es que anteriormente tenía en el mismo sitio un tatuaje que se asemejaba bastante a una vagina. Ahora, ese curioso dibujo ya es historia y, en su lugar, Demi Lovato luce una flor.

Pero la noticia relevante no es exactamente ésta. Resulta que, para tatuarse en esta ocasión, la actriz, cantante y compositora estadounidense ha decidido prescindir de su tatuadora "de toda la vida" y acudir a otro profesional diferente, lo que ha supuesto el enfado de la primera.

Por ello, la ex-tatuadora de Demi Lovato hizo un comentario asombroso en la imagen que la chica colgó en Instagram luciendo su rosa, y posteriormente la artista borró el mensaje.

El comentario contenía una serie de reproches a Demi Lovato, y Ashley B, la que fuera su tatuadora, según publican diversos medios de comunicación como los40.com y Antena 3, le recuerda a la estadounidense que hace años ese tatuaje con forma de vagina se lo hizo "por la cara", ya que la joven, que se lo pidió "específicamente", no se ofreció a asumir el coste del mismo. Además, hace referencia a que aquel día llegó al local en un importante estado de embriguez tras haber estado disfrutando de una larga noche de fiesta. 

Tal era el estado en que se encontraba Demi Lovato que, según confiesa Ashley B, ni siquiera levantó la tapa del wáter de dicho local cuando se disponía a orinar.

Vídeos destacados del día

Así, la tatuadora le reprocha las condiciones en las que, como resultado de ese acto, dejó el establecimiento. Tras borrar la cantante y actriz este comentario, Ashley B ha decidido insistir mediante las redes sociales hasta que Demi Lovato se disculpe. Sin embargo, la artista se ha limitado a poner, presumiblemente a modo de burla, unos iconos en los que aparecen unos labios, unas jarras de cerveza, unas gotas, un wáter y otros símbolos que parecen indicar risas y un "adiós".