Dani Rovira se encuentra en uno de los momentos más dulces de su vida, cosechando éxitos tanto personales como profesionales, y es que todas las compañías se le rifan. Sin embargo, Dani Rovira no se muestra muy satisfecho en cuanto a todas las personas que le rodean en su día a día, en concreto con los paparazzi, y así ha querido dejarlo muy claro, según ha contado el portal digital "Vertele.com". ¿Quieres saber qué es lo que ha dicho?

Dichas declaraciones han sido realizadas en las Redes Sociales del cómico, que, harto de tener que aguantar a este tipo de profesionales, ha querido explotar y desahogarse, muestran sus más sinceras opiniones sobre este gremio.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Muy rotundo ha sido diciéndoles que no le agradan nada en absoluto, que no entiende su profesión y que no traten de buscar ninguna justificación hacia él ya que jamás sentirá ningún tipo de agrado hacia este colectivo.

Finalmente, les ha dejado muy claro que jamás los considerará como sus amigos.

Ha sido concretamente en Twitter donde el novio de Clara Lago ha mostrado sus más profundas frustraciones, publicando su gran enemistad hacia los mismos. El problema viene a que han estado al acecho todos estos meses dado su gran éxito en la película "Ocho apellidos vascos" y una fama que se ha incrementado aún más con el inicio de su relación con la actriz Clara Lago, factores determinantes para hacer que se coloque en el foco de todos los paparazzi, que le persiguen allá por donde va, día y noche, para incordio del cómico más famoso del momento.

Todo esfuerzo es poco con tal de lograr una foto del actor o una exclusiva sobre algún escándalo relativo a su vida. Dani se niega a adaptarse a su nueva vida, y quiere que su realidad sea otra muy diferente.

Vídeos destacados del día

El actor tiene claro que su vida debe ir por separado de su carrera, ya que a nadie le importan los temas personales, los cuales deben estar totalmente separados de los profesionales. Duro reto para Rovira, que se empeña en cambiar la realidad de una sociedad que quiere conocerlo todo.