Este jueves, 9 de abril, Dani Martín visitó El Hormiguero 3.0, talk show de Pablo Motos, para presentar su nueva, y pequeña, gira, La Cuerda Floja. Dos Conciertos, el primero el 26 de septiembre en la Plaza de toros de Las Ventas, en Madrid, y el segundo el 3 de octubre en el Pabellón Olímpico, de Badalona, en los que el artista celebrará, por todo lo alto, sus quince años en la Música y, como es lógico, repasará sus grandes éxitos.

En octubre del pasado año, Dani lanzó un CD+DVD en directo, titulado Mi Teatro, un disco que ya es de oro en España, grabado en directo en el Palacio de los Deportes de Madrid y donde contó con las colaboraciones de amigos como Serrat, Alejandro Sanz, Leiva, los Hombres G o Joaquín Sabina.

De este último, el cantante elogió su elegancia y su clase: "Yo diría que Joaquín Sabina podría ser el presidente del Gobierno y nos iría mucho mejor".

Durante la entrevista, Dani, que confesó ser una persona "tímida y sensible", dio detalles de los showsque está preparando para otoño: "Voy a hacer una historia circense donde desde que entra la gente al lugar, empieza a vivir una experiencia diferente, bonita y única". "Me apetecía realizar dos conciertos únicos en España. Creo que a veces programamos muchos conciertos y acabamos resultando pesados", añadió.

Además, Dani Martín se mostró feliz por la acogida de esta pequeña gira: "En Madrid quedan muy pocas entradas, menos de mil. La verdad es que agradezco a todos los fans y a todo el público en general el amor que han tenido por hacer esto".

Por otro lado, contó algunas divertidas anécdotas que ha vivido con los fans y confesó que no le gusta que la gente grabe vídeos en sus conciertos: "El móvil es una enfermedad absoluta, estamos esperando que suceda algo. A veces nos perdemos grandes cosas".

Después de la entrevista con Pablo Motos, Dani Martín jugó junto a Trancas y Barrancas.

Vídeos destacados del día

Las hormigas le mostraron al cantante imágenes de gente que se creía que se estaba fotografiando con un famoso pero que en realidad no lo era. Dani tuvo que averiguar cuál era el supuesto famoso con el que se estaban haciendo la foto.

Tras un emotivo vídeo, en el que se juntaron a 14 madres desconocidas (7 de ellas con niños discapacitados) para hablar de sus hijos y de lo que es importante para cada una de ellas, Dani expresó su admiración hacia todas las madres del mundo: "Tenemos a unos seres humanos increíbles, las mamás, que son, para mí, el invento más importante en la vida".

En la sección de Ana Simón, la colaboradora hizo una pelea de pulgares con Dani (la ganó él) y enseñó al espectador un truco para ordenar la habitación en un segundo. Con Pilar Rubio, tanto Pablo Motos como Dani Martín fueron obligados a realizar ejercicios de glúteos, piernas y abdomen para comenzar, así, la "operación bikini". "Alessandra Ambrosio no los hizo… llevaba falda y yo estaba deseando verle", bromeó el cantante.

Finalmente, Marrón (en su sección de ciencia) llevó al plató los monopatines del futuro, los chic Smart. Pablo y Dani quisieron probarlos y se subieron cada uno en uno. El cantante protagonizó un pequeño susto ya que al bajar del monopatín perdió el equilibrio. Por suerte, no le pasó nada. Además, junto a Marrón hicieron fotocopias de vapor y crearon una estalagmita. La Audiencia de El Hormiguero 3.0 (invitado Dani Martín) fue un 15,6% y 2.952.000 espectadores.