Este miércoles, 15 de abril, Aquí Paz y después Gloria, de Telecinco, remontó el negativo dato de audiencia de la semana pasada. La comedia producida por la cadena privada -propiedad de Mediaset- en colaboración con Producciones Mandarina, no pudo hacer frente al segundo capítulo de Sin Identidad pero alcanzó un decente 11,4% de share.

Anuncios
Anuncios

El cuarto capítulo de la serie protagonizada por Antonio Resines consiguió enganchar a más de 1,8 millones de espectadores (1.854.000). Respecto al tercero, Aquí Paz y después Gloria sube 1,5 puntos pero baja 87.000 espectadores.

Cuarto capítulo de Aquí Paz y después Gloria

  • Paco oficializa el bautizo de las niñas del subinspector Roque y de Teresa, su mujer. Tere no perdona al policía haberle sido infiel así que piensa que lo mejor es devolverle la jugada, poniéndole los cuernos con algún hombre: el elegido es Manolo, el narcotraficante gallego.
  • El falso clérigo contrata a un mafioso para que le haga un pasaporte con el que poder huir a Brasil con Gloria. A cambio, Paco le pagará tanto con dinero como con objetos de valor de la Iglesia.
  • Remi, la psicópata gallega, tras localizar a Paco en el barrio La Vega, organiza un plan para secuestrarle y hacerle confesar dónde ha escondido todo el dinero que robó siendo constructor. Sin embargo, termina reteniendo, en la Iglesia, no solo al falso sacerdote sino también a Gloria, a Julián e incluso al Obispo.
  • Al final, Paco desvela el misterio: el dinero está guardado en un banco en Brasil. Remi quiere llevarse al ex constructor de rehén pero Gloria se ofrece voluntaria para irse con la psicópata en su lugar.
  • Morfi, que se da cuenta de que algo está sucediendo en la Iglesia, busca a Roque y se lo explica. Cuando el subinspector, junto a dos agentes, consigue entrar en la casa de Dios, el Obispo y compañía fingen estar orando, como si no ocurriese nada.
  • Un mensaje de despedida del falso Padre Ángel a Paz "camina siempre por el lado bueno de la vida" provoca que la peluquera dude, más aun, de la verdadera identidad del sacerdote.
  • Al hablar con Teresa, Paz se acuerda de que su Paco tiene una manchita en el trasero. La peluquera decide acabar con las dudas yendo al hospital. Sin embargo, Paco, que es conocedor del descubrimiento de Paz, llega antes y se hace pasar por su hermano. Así, cuando la joven aparece en la habitación y observa la manchita en el trasero del que yace en la cama, piensa que este es Paco y que el cura del barrio es Ángel. Es decir, nada ha cambiado, o eso cree ella…
Haz clic para leer más