Afortunadamente para Antonio Orozco no estará sólo en la fase de las batallas del talent show La Voz, contará con el apoyo del joven artista Pablo López, cantante, compositor y letrista pop, nominado a mejor artista latino en el año 2014, dice que lo que puede aportar en este concurso son la ilusión de la sangre nueva, sólo lleva dos años de carrera profesional, a la vez que, humilde, dice que probablemente aprenda más de lo que puede enseñar.

Orozco ejerció su derecho a robo con Amparo Lagares, después de que Malú se decantara por Juañarito, se quitó así la espinita de no haberla podido conseguir para su equipo en las audiciones a ciegas.

En su primera batalla el poeta de La Voz decidió enfrentar dos grandes y potentes voces las de Nayala y Generis Mena, en una canción de David Guetta "When love takes over", Laura Pausini explicó que aunque pareciera lo contrario las canciones disco no eran las más fáciles de cantar. Orozco justificó la decisión de enfrentar a dos voces de este calibre a pesar de saber que iba a perder a una de ellas por la necesidad de ser justo.

Y como era de esperar la batalla fue reñida, Nayala se desenvolvió en el ring como una tigresa, moviéndose de un modo que lo llenaba totalmente.

Generis le puso tanta energía que protagonizó una de las anécdotas de la noche al tropezar y solventarlo como si nada. "Es que sabe caer con ritmo" ha dicho Malú. También bromearon los coach sobre el parecido de Generis con Rosario Flores, que admitió que parecían primas hermanas. A Antonio Orozco casi se le escapan las lágrimas a la hora de tener que tomar la decisión definitiva, le temblaban las manos, pero al final optó por Nayala.

Toni y el padre Damian fueron los escogidos para protagonizar la segunda batalla del equipo de Antonio Orozco sobre el ring de La Voz, la canción elegida "Love me again" de John Newman.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Telecinco Televisión

Fue un enfrentamiento entre la profesionalidad y el dominio de la voz de Toni y la ingenuidad y movimiento del padre Damian. Quizás una de las decisiones más controvertidas de la noche, Alex Ubago dijo que él que no era mucho de ir a misa, iría si supiese que el que la iba a dar era el padre Damian, quizás ese poder de atracción es el que le dio la victoria.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más