Hace poco tiempo, Tony y Oriana participaron contra la pareja formada por Michael y Liz por conseguir un puesto en la final del famoso Reality chileno, bien, pues al parecer, según varias fuentes, Tony y Oriana perdieron y, por tanto, también perdieron la posibilidad de participar en la final.

Así, la final de "Amor a prueba" estaría formada por tres parejas Pedro y Romina, Aylén y Marco, y Michael y Liz. Mucha tensión rodea a la final de este reality del que no se sabe quién terminará siendo el ganador y quiénes se quedarán a las puertas de conseguir ese tan ansiado puesto. Aunque sí que es cierto que aún queda más o menos un mes hasta que consigamos conocer a la pareja ganadora del concurso el público y los fans ya están especulando acerca de si su pareja favorita será la ganadora o no.

Tras el resultado del reto realizado por las dos parejas y la expulsión de Tony y Oriana en consecuencia del resultado ha traído consigo muchas desilusiones, puesto que eran una de las parejas más polémicas y que más juego había dado en "Amor a prueba", y mucha gente y varios fans esperaban que por lo menos llegasen a ser finalistas.

Nadie sabe cómo terminará este programa. Estamos a vistas de un mes de la gran final tan deseada y esperada de "Amor a prueba" y lo único que sabemos por filtraciones y demás es que son tres las parejas finalistas que lucharán entre ellas por convertirse en la ganadora. Veremos cómo Michael y Liz (el último fichaje para la gran final) se disputan contra Pedro y Romina, y Marco y Aylén el puesto de ganador en este reality chileno. Esperemos que la cosa vaya bien y no haya muchos problemas entre las parejas ni ningún tipo de juego sucio por parte de nadie.

Vídeos destacados del día

Al fin y al cabo se trata de un concurso, todos se conocen desde hace ya cinco meses y han tenido sus rocecillos, sus broncas y sus problemas, pero no hay necesidad aparente para disgustar mucho a nadie cuando llega el final, lo mejor sería terminar de la mejor forma posible, sin rencores y con la cabeza bien alta por haber llegado hasta el final.