La pareja formada por la venezolana Pilar Moraga y el chileno Eduardo Rheinen en “Amor a Prueba” es una de las más recientes (aunque llevan ya bastantes semanas). Filtraciones de diversos medios muestran a Eduardo Rheinen, (exnovio de Denisse Campos) con Pilar Moraga, quien en su momento tuvo unos escarceos con Sebastián Ramirez.

La pareja ha pasado por momentos difíciles como el sistemático jotéo y provocación de Sebastián Ramírez que se mostraba incombustible en su propósito (al menos hasta su inicio con Julia Fernández) Eduardo ha tenido bastantes conversaciones en “Amor a Prueba” con Pilar casi seguidas porque había veces que Pilar se comportaba como una niña (dándose "piquitos" con quien no debía y cuidandose a veces de guardar las formas), y eso a Eduardo lo irritaba (puesto que además tenía que soportar al cansino y a veces agresivo Sebas).

También Pilar tenía reproches para Eduardo porque parecía que se encontraba muy posesivo, pero tal como comentaba Liz Emiliano hace unos días con Pilar Moraga; desde su punto de vista, los dos estaban hechos el uno para el otro. El problema existente era que discutían con bastante frecuencia en “Amor a prueba” porque ambos tenían personalidades fuertes, pero tal como ella lo veía; Eduardo (Dudú) miraba a Pilar Moraga como si la sintiera suya, como si le brillaran los ojos; y era normal que estuviera un tanto posesivo al respecto.

Pilar por otro lado confesó a Liz que Eduardo le dijo que estaba pensando en “dar un paso más” en su relación, lo que hizo a Pilar plantearse asuntos más serios (¿le llegará a proponer matrimonio?)

Estos útimos capítulos de “Amor a Prueba” encontramos con que la pareja estaba en riesgo porque era la única que quedaba sin jote; y en los próximos capítulos del Reality se encontraría en peligro.

Vídeos destacados del día

No obstante, sea como fuere; parece que la pareja, a quien le ha costado mucho trabajo consolidarse y hacer que su relación funcione; salió fortalecida de “Amor a Prueba” y formalizaron definitivamente fuera del reality una relación en la que a ambos se los ve felices.