Oriana Marzoli cumple años dentro del nido y que mejor que festejarlo con lo mejor, así es que prepararon una fiesta por todo lo alto, pero para sorpresa de otros concursantes la "cumpleañera" no invitó a todos sus compañeros de Reality. La fiesta incluía como todas las del nido música y alcohol y debido al encierro no es algo que los concursantes estén dispuestos a perderse.

Oriana no deja de sorprendernos y si las discusiones y peleas para ella se han convertido en algo normal, en esta ocasión no iba a ser la excepción de quien siempre está en medio de los conflictos que pasan en el reality "Amor a prueba".

Para esta ocasión especial Oriana decidió que ciertos "concursantes" no participaran de la celebración de su cumpleaños, entre ellos claro está, estaba la pareja formada por Eugenia y Matias, con quienes cada conversación se convierte en una pelea.

A parte de esta pareja, Oriana también quiso prescindir de la presencia de los jotes Leandro y Melina.

La venezolana intentó por todos los medios que estos concursantes no pisaran su fiesta lo que fue imposible ya que ellos no estaban dispuestos a perdersela. Estaba claro que un festejo en el encierro de Pirque no se lo iba a perder nadie y menos ellos. Con sólo la presencia de ellos comenzaron las primeras discusiones. La primera fue entre Tony y Eugenia cuando esta estaba intentando tocar la torta que estaba preparada para Oriana, Spina le pidió un poco de respeto por algo que no era suyo, a lo que claro Eugenia intentó evadirse como suele hacer.

Para la Marzoli el peor de los "no invitados" fue Leandro que no sólo le fastidió su presencia sino que decidió enfadarle todo el tiempo que pudo durante la fiesta, es que de hecho Oriana lo recibió tirándole encima lo que estaba bebiendo demostrando lo descontenta que estaba ante su presencia.

Vídeos destacados del día

Los "no invitados" fueron los que intentaron estropearle la fiesta de cumpleaños consiguiéndolo en varios momentos. Eugenia por su parte se divirtió e intentó sacar el mayor provecho de la fiesta bailando y comiendo el pastel de Oriana. Otros como Aylén y Marco terminaron la noche con una discusión, de la cual no terminaron nada bien.