Matías está jugando con fuego. El concursante de Amor a prueba tiene mucho cariño a Eugenia, su pareja oficial, pero siente una atracción evidente por Liz, lo que le está llevando a llevar un doble juego que, en la mayoría de las ocasiones, no acaba nada bien.

Anuncios
Anuncios

Cada vez el acercamiento de Mati a Liz es más habitual, más evidente y más a los ojos de una Eugenia que ya teme abiertamente que su pareja acabe joteando a Liz, a quien también acusa de bailar el agua, a pesar de saber que tiene pareja, y que esta está dentro de la casa.

Una situación de tensión máxima que ha venido yendo a más en las últimas horas. Tras la jornada de confesiones y el cumpleaños de Tony, ambos han venido acercándose todavía más, lo que le ha llevado a un distanciamiento físico y sentimental con una Eugenia que ya no sabe qué hacer para retener a su pololo.

Liz jotea en Amor a Prueba
Liz jotea en Amor a Prueba

Matías, que no es precisamente poco inteligente, sabe que el nivel de complicidad que tiene con Liz, y las horas que pasa junto a ella cada día, no son de recibo para Euge, por lo que ha decidido dar un salto más allá y empezar a tener vistas a escondidas de las que Eugenia, teóricamente, no se entera.

Lo cierto es que algunos concursantes del nido sí que tienen constancia de ellas y podrían acabar abriendo la boca en alguna confesión que acabara por hacer estallar una relación que, como mínimo, parece herida de un tiempo a esta parte.

Anuncios

Además, los celos siguen dormitando en la casa en más de una habitación, ya que el acercamiento que se está produciendo por otra parte entre Leandro y Romina tiene a Pedro con la mosca detrás de la oreja y terriblemente contrariado, lo que le ha llevado a tener más de una discusión con su pareja, que no piensa renunciar a estar a la vera de Lea.

El momento más entretenido de las últimas horas lo vivieron, el cumpleañero, Tony, con dos de sus mejores amigos, Marco y Hernán, quienes como parte del regalo de cumpleaños acompañaron a Tony a Viña a un encuentro con sus seguidoras, desatando algún que otro instante de lo más simpático.

Haz clic para leer más