Fin de semana cargado de noticias el que hemos vivido en la casa de Pirque. Entre pruebas, bailes, discusiones y chismes se nos han pasado las últimas veinticuatro horas. Si hablamos de peleas verbales, destacan dos por encima del resto, la primera la que tuvo Michelle con Aylen.

La primera le declaró la guerra a la segunda, a lo que preguntó por qué. No va a consentir que vaya jugando con todos los hombres del encierro mientras ella esté dentro.

Anuncios
Anuncios

Es más, si sigue con este juego tratará de hacerle la convivencia de lo más complicada.

Una actitud que ha colmado la paciencia de Michelle a raíz de los mensajes que Aylen ha ido enviado "por lo bajo" a Leandro y que han supuesto la gota que ha colmado el vaso. Ojo porque Aylen y Leandro también tuvieron sus más y sus menos que acabó con la argentina gritando a Leandro que este nunca la amó. De telenovela.

La segunda gran discusión ha llegado a raíz de uno de los momentos más tórridos del fin de semana.

Fin de semana de bailes y discusiones en la casa
Fin de semana de bailes y discusiones en la casa

Durante la participación de los jotes en un juego, en una de las partes del mismo, Leandro lanzó un beso a Eugenia, quien no tuvo ningún reparo en seguirle el juego, ante la atenta mirada de Matías.

Un piquito, más que un beso, que provocó que Mati le dijera de todo a Euge con el calor todavía en el cuerpo debilitando aún más una relación que parece haber recibido ya la estocada final. Como todo no fueron gritos y discusiones, el momento más divertido del fin de semana lo vivimos con el curso de bachata que los hombres de la casa recibieron de parte de los campeones nacionales.

Anuncios

Michael y Eugenia fueron la pareja ganadora.



Esto supuso curiosas parejas de baile que provocó, de nuevo, una oleada de celos. Esta vez de Aylén con Marco por Michelle y de Eduardo con Pilar por Hernán. Aún hubo tiempo para más baile, de nuevo de la mano de los chicos, que convirtieron la casa en la de The Village Pirque con bailes sensuales y divertidos que trajeron las sonrisas a la casa en una fiesta de lo más entretenida. Con el paso de los días parece más difícil ver este tipo de momentos distendidos.

Haz clic para leer más y mira el vídeo