Últimamente salimos a discusión por día en Amor a prueba. El paso de los días parece estar agotando física y mentalmente a los participantes del Reality de Mega y, cada vez más, están menos dispuestos a tener que ceder y tragarse lo que piensan en pro de la convivencia. Si acaso, todo lo contrario. 


Esto es precisamente lo que ha sucedido en el último cara a cara que hemos vivido en la casa de Pirque y que ha tenido a Aylén y a Melina como protagonistas. Desde la entrada de esta última, Aylén no ha llevado nada bien cómo se está comportando 'la nueva' en lo que la primera considera es su casa. 


Y es por eso que, a la mínima que ha podido, y después de aguantar "mucho" -tal y como ella ha asegurado- ha decidido plantar cara a Melina y recordarle la existencia de unas "mínimas normas de convivencia básica" para que todos los habitantes del nido puedan vivir en relativa paz. 


Después de soltarle todo un sermón, y de decirle a la rubia que se ubique, Melina ha preferido saldar la discusión tachando de "egoista" a una Aylén que, según ella, es precisamente una de las personas que menos está respetando las normas básicas de convivencia en público. 


En relación a cuál ha sido la respuesta de la audiencia del Reality de Mega a este nuevo y bochornoso pasaje, se pueden imaginar que no han tardado en colocarse al lado de Melina. 


Para muchos de los fieles seguidores del programa, Aylén es una de las personas que menos educaci´no y respeto a los demás está demostrando durante el encierro, recordando algunos de sus pasajes más oscuros como cuando usaron pitos a altas horas de la madrugada, cuando escupieron la ropa de Michelle o a diario, cuando mantiene relaciones con Leandro que impide a muchos de sus compañeros conciliar el sueño. 


Otros, además, consideran que el hecho de que Leandro no haya tenido ni la más mínima intención de jotear con ella desde el inicio del concurso, ha sido uno de los detonantes que ha llevado a Aylén a buscar a Melina y a decirle de todo en el último cara a cara que ha tenido el programa.