El último programa de las audiciones a ciegas de La Voz, ha sido muy intenso, todos los coaches han tenido que completar sus equipos, con la presión añadida de que si acababan el juego podían dejar escapar voces preciosas que aún estaban por llegar. Alejandro Sanz, que está demostrando en el programa ser todo un caballero, sólo tenía opción ha hacer dos incorporaciones así que se dejó llevar por el corazón.

Anuncios
Anuncios

- Sara Corea, tiene 26 años y es natural de Córdoba, durante su actuación se acordó de sus abuelos, es una chica muy familiar, como lo demuestra el hecho de que la última persona con la que habló por teléfono, antes de salir al escenario fue Sandra la que tuvo que tranquilizarla a ella. "Necesito sentirme querida por los míos" fueron sus declaraciones a las cámaras de La Voz.

Sara consiguió emocionar a Alejandro interpretando su tema "Cuando nadie me ve", a pesar de tener algún fallo de afinación, "es una canción muy difícil de cantar para una mujer, porque es muy baja" dijo Alejandro valorando por ello más el esfuerzo de Sara.

Alejandro Sanz coach de 'La Voz' en Telecinco
Alejandro Sanz coach de 'La Voz' en Telecinco

Laura Pausini aprovechó la ocasión para decirle a Alejandro de "Cuando nadie me ve" "has escrito una de las canciones más bellas" y destacar la importancia que las palabras tienen en la canción, de manera que muchos artistas hacen que pierda coherencia cuando no realizan una interpretación adecuada. Alejandro se lo agradeció con un beso. Una muestra más del buen rollo que reina en el programa.

- Saúl, tiene 34 años y viene desde Madrid, tiene dos hijos y lleva tatuado el nombre de Sonia, su primera mujer que falleció.

Anuncios

Saúl aspira a seguir la estela de su padre, que era un reconocido cantador flamenco llamado Adolfo el Segoviano, y dice que a él le debe todo lo que consiga con la música. También se reconoce en deuda con Camarón, gran amigo de su familia al que él conoció bien cuando era sólo un niño. Interpretó el tema de Niña Pastori "Válgame Dios", he hizo volverse a los tres coaches que podían hacerlo (Malú ya había completado su equipo). Alejandro admitió que lo reconoció en cuanto empezó a cantar, pues son amigos, pero no ha podido renunciar a tanto arte.

El próximo programa ya supondrá una nueva fase, la de las batallas en la que los diferentes coaches decidirán qué miembros de sus equipos se enfrentarán entre sí de modo eliminatorio.

Haz clic para leer más