Ante el estreno de su nueva película "Focus", hemos podido disfrutar últimamente de la presencia del actor Will Smith en diversos medios de comunicación para presentarnos su nuevo trabajo. Pero no solo nos ha hablado de cine, y es que también hemos tenido la oportunidad, gracias a la revista "Gonzoo", de escuchar de su propia boca lo que supone el éxito y el gran espíritu vitalista de Will. El filme está dirigido por Glenn Ficarra y John Requa, y junto a Smith como protagonista podremos ver a Margot Robbie, que participó en "El Lobo de Wall Street".

Como el mismo actor ha asegurado, la película le ha enseñado mucho en cuanto a la vida se refiere, sobre todo en la percepción.

Gracias a la percepción, ha descubierto que puede acercarte más a una persona y descubrir sus intereses, así como "dinamizar el camino de la vida" y poder relacionarte más fácilmente con los demás. Por otra parte, se ha considerado un hombre con bastante poca confianza en sí mismo, y constantemente durante el rodaje tenía que convencerse muy a fondo de que era el mejor.

Además, asegura que se pone nervioso e inseguro cada vez que llega por primera vez a un lugar, por lo que piensa que es mejor ser natural y dejarse llevar en todo momento. Nos ha hablado sobre la mentira y el amor, y tiene muy claro que prefiere ser el mismo y no tratar de ocultar sus defectos o aquello que no le gusta, es mejor mostrarse tal cual es uno. Pero la cosa no queda ahí, y opina que este negocio será bueno para sus hijos ya que él mismo la conoce de primera mano, y apuesta plenamente por la libertad.

Vídeos destacados del día

En lo relativo al mundo de Hollywood, Will Smith ha querido dejar constancia de su miedo, ya que considera que es uno de los lugares más peligrosos del mundo en cuanto al plano emocional. Es necesario tener una coraza y tener cuidado de aquellos que solo quieren hacer daño. Sin duda, tal y como dice el actor, no hay nada como leer a los grandes pensadores de la historia, y afronta los problemas con una solución a cada uno, ya que nunca se da por vencido.