Han pasado ya 15 años desde que España se paralizase con aquella primera edición de Gran Hermano, el país vivió una auténtica locura. Lo atractivo de un nuevo formato y el "aura" de experimento sociológico del programa que presentaba Mercedes Milá, hicieron que los números de audiencia se disparasen. A día de hoy pocos se acordarán exactamente de quienes participaban en la 8ª edición o en la 11ª, pero todo el mundo recuerda a Ismael Beiro, Ania o Jorge.

El programa hizo que volviese el fenómeno fan e incluso mucha gente empezó a seguir hora a hora minuto a minuto esa realidad que se podía ver constantemente en su canal 24h.

Todo un acierto, del que ha vivido muchos años Telecinco, unos años mejor que otros, la verdad sea dicha.

Después de unas ediciones primeras que fueron míticas el concurso pasó una etapa gris, en las que el intento por cambiar las reglas o buscar simplemente las mejores estrategias para alzarse con la victoria o incluso salir el primero para darle más rendimiento económico, hicieron que el desinterés por el formato se extendiese. El programa incluso estuvo cerca de dejarse de emitir definitivamente.

En una de esas búsquedas por encontrar la enésima manera de exprimir la "gallina de los huevos de oro", nació Gran Hermano VIP, ¿que mejor que mostrar la vida de gente famosa las 24 horas? la reflexión no fue mala y tampoco los resultados, las ediciones se han ido puliendo y una buena elección del casting, hacen el resto.

Vídeos destacados del día

Esta puede que sea la fórmula del éxito del formato.

El éxito de un programa que muchos dicen no ver, no tiene explicación para muchos, pero lo cierto es que en internet y las redes sociales los reality tienen mucho éxito, igual que la prensa rosa. ¿telebasura? la cultura desde luego que no hace demasiado su aparición en programas de este formato, pero quizás la gente cuando llega a casa después del trabajo lo que desea es evadirse con programas de este tipo y no leyendo a Sánchez Dragó.

Telecinco prepara en estos momentos la nueva edición de "Supervivientes", otro reality que suele darle beneficios y que a buen seguro concitará a una buena parte de la audiencia. La edad dorada de Gran Hermano puede haber vuelto y la de los realitys también.