La pasada predicción de la cantante Lady Gaga en redes sociales fue muy acertada: Taylor Swift finalmente ha conseguido encontrar el amor. No obstante, se dice que el romance entre la muchacha y Calvin Harris ya se lleva fraguando desde hace unos cuantos meses, y es que la cantante no duda en acudir a las presentaciones del DJ cada vez que tiene la más mínima ocasión, o incluso viaja a Las Vegas para poder estar a su lado.

La chica se apunta a la tendencia de las parejas que están formadas por una cantante y un DJ, como es el caso de Selena Gómez y Zedd. Ya llevaban encontrándose en distintas veladas al margen de las cámaras, aunque finalmente la prensa ha conseguido pillarles y ha sacado su relación a la luz, por lo que podemos ver cómo Taylor finalmente decide abrir su corazón y tratar de dar una nueva oportunidad al amor, tal y como ha asegurado Glamour.es.

En el pasado pudimos verles juntos en el backstage, durante los premios Brit, y se pudo observar que entre ellos había una buena sintonía y se llevaban bastante bien. Tan solo unos días después del evento, la ex cantante de country decidió trasladare a Las Vegas para ver a Calvin actuando en directo, y tanto le gustó la experiencia que decidió volver a repetirla.

Aprovechando la ocasión, uno de los asistentes llegó a subir incluso una instantánea donde podemos ver en la cabina del escenario, un lugar solo accesible a los más allegados, a Taylor Swift dándolo todo.

A Calvin Harris se le conocen novias pasadas como Rita Ora, con quien mantuvo una relación que tuvo su fin el año pasado, en el 2014. La última mujer con el que se le llegó a relacionar fue con una modelo de ropa interior llamada Aarika Wolf, aunque él jamás llegó a confirmar nada ni quiso oficializar el posible romance.

Vídeos destacados del día

Todo lo contrario a Taylor, quien se negaba a dar una oportunidad al amor y prefería estar soltera desde hace dos años. Convencida en disfrutar al máximo de su trabajo y sus amigos, la chica podría haberse enamorado después de su relación con Harry Styles.