Iñaki López, presentador de tertulia política 'La Sexta Noche' entrevistó al novelista, periodista y reputado articulista Arturo Pérez-Reverte. El coloquio giró principalmente alrededor de la novela que el escritor ha publicado recientemente y que le ha llevado dos años de estudio.

'Hombres buenos' se desarrolla en el siglo XVIII y está basada en el viaje de dos personajes con ideologías muy distintas que se complementan entre sí, y que son precisamente eso, hombres buenos que tratan de construir un mundo mejor.

Anuncios
Anuncios

Aunque el novelista asegura que no hay ninguna relación entre los personajes de su obra y la actualidad política, sí que reconocía que se podían encontrar correlaciones entre aquella época y la actual. Un repaso acerca de la historia reciente de España ponía de manifiesto que en nuestro país las ideas no pueden debatirse con normalidad. El paso por el absolutismo y la dictadura entre otros, nos han hecho como somos "Queremos al enemigo derrotado y en silencio" decía Reverte.

Anuncios

"El problema es que estamos olvidando lo que nos ha traído hasta aquí". Un acérrimo defensor de la cultura en su estado más puro, decía que una verdadera democracia no era posible sin un pueblo medianamente culto. Pérez-Reverte aseguraba que en nuestro país la cultura se ha utilizado como una herramienta política en vez de como un instrumento de evolución social.

"Lo que hizo el gobierno de Zapatero con la cultura fue estúpido, pero lo que ha hecho Rajoy es criminal".

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Un pueblo culturalmente analfabeto es, por supuesto, mucho más manipulable y lo hace sensible a determinados discursos. Sin embargo, Reverte decía que todavía hay "hombres buenos" que luchan en su pequeña parcela para que la verdadera cultura sea perdurable, para que "no olvidemos".

En cualquier caso, Arturo Pérez- Reverte no se posicionó políticamente, aunque Iñaki López lo intentó en varias ocasiones, "¿Quiénes son los buenos actualmente?", preguntaba el presentador.

Y Reverte no se mojó.

El discurso, aunque crítico con la actualidad política, como acostumbra a ser el novelista, fue en realidad, un tanto apolítico y se centró principalmente, en mi opinión, en la generalización de "todos los políticos son iguales", lo que fomenta quizás, el apolitismo. En todo caso, me quedaré con la frase "Los malos hacen mucho ruido, para que no escuchemos la voz de los hombres buenos" y que cada cual la interprete a su manera.

Anuncios

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más