Los Vigilantes de la Playa fue un fenómeno televisivo en la década de los noventa, con muchos chicos estupendos vestidos con ropa de baño, corriendo a cámara lenta en las cabeceras de cada capítulo. Fueron un símbolo para todos los televidentes y también para aquellos que no seguían la serie pero oían hablar de ella y de sus dos protagonistas más destacados, David Hasselhoff, que ya en la década anterior había sido el héroe de todos los niños gracias a El coche fantástico, y Pamela Anderson, la exuberante C. J. Parker a la que los chicos deseaban y las chicas envidiaban.

Los años han pasado y los escándalos que protagonizó Pamela debido a sus vídeos caseros quedaron atrás, tanto que la actriz, después de un tiempo sin saberse nada de ella, ha vuelto al primer plano de la actualidad, renovando su imagen hasta hacerla irreconocible.

En esta ocasión no por culpa de la cirugía, ya que fue muy notorio toda la que se hizo en el pasado, tanta que se llegó a afirmar que no había en la actriz nada natural.

No, al revés que en el caso de Renée Zellweger, que escandalizó al mundo recientemente con su cambio de físico a uno más inexpresivo y muy alejado del que la hacía única, y al contrario también del de Uma Thurman, en el que lejos de ser la cirugía la culpable parece que fue un maquillaje especialmente mal aplicado, el de Pamela Anderson es un ejemplo positivo de cómo un peinado puede transformar a las personas.

Y es que en la premiere de The gunman, la última película protagonizada por Sean Penn, en la que interviene el español Javier Bardem, éstos acapararon flashes, pero no tantos como los que Pamela atrajo con su nuevo rostro, uno casi irreconocible que le daba a la actriz una espléndida madurez.

Vídeos destacados del día

Acompañada por su hijo Brandon, su imagen fue parecida a la de Melanie Griffith y Dakota Johnson en los pasados Oscar.

Los dos lograron eclipsar a las estrellas de la noche, aunque aún así brillaron al demostrar, una vez más, su amor en público: Sean Penn y Charlize Theron, una de las parejas del momento en Hollywood, de la que no deja de hablarse de boda pero a la que solo vemos junta allá donde van, de la mano y muy cómplices, sin que una fecha de enlace se concrete. Aunque, sin duda, ahora lo importante es que el nuevo trabajo del actor funcione en taquilla, que es para lo que todos ellos fueron reunidos en el gran evento celebrado en la ciudad de Los Ángeles.